Comparte:
El esguince de tobillo es un clásico en rehabilitación. A pesar del creciente número de estudios publicados sobre este tema, no existe consenso en la estrategia del tratamiento del esguince de tobillo. Por este motivo se realizan frecuentemente guías de práctica clínica donde se actualiza el conocimiento y los nuevos datos que vamos conociendo sobre esta patología.

6 cosas que quizás no sabías sobre las entorsis de tobillo

 

Criterios de Ottawa

Antes de nada, es esencial verificar los criterios de Ottawa

Dolor, edema y rehabilitación

El dolor o el edema no siempre son contraindicaciones para el trabajo muscular.

Cabeza del peroné

Compruebe la cabeza del peroné, zona sensible de fractura, pero también de dolores ligamentosos y / o la tensión muscular importante.

Inmovilización=atrofia

Incluso una inmovilización relativa de unos pocos días desmuestra rápidamente la pérdida de masa muscular de los peronéos y el tríceps sural. Por lo tanto, es necesario insistir en el fortalecimiento de estos músculos para permitir un rendimiento funcional satisfactorio.

LLE Esguince simple

Un simple esguince del ligamento lateral externo no suele ser (podríamos decir “nunca”) una contraindicación para un apoyo completo del pie.

Estadísticamente, el edema residual puede permanecer más de 6 meses después del traumatismo inicial sin que, por ello, te impida reanudar las actividades deportivas.

Edema residual

Estadísticamente, el edema residual puede permanecer más de 6 meses después del traumatismo inicial sin que, por ello, te impida reanudar las actividades deportivas.

 

Evidencia actualizada sobre el esguince del ligamento lateral externo de tobillo

 

La participación en ciertos deportes como baloncesto o volleyball, se asocia con un mayor riesgo de sufrir un esguince de tobillo.

Se deben tomar precauciones con el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) después de un esguince de tobillo. Pueden ser efectivos para reducir el dolor y el edema, pero su uso no está exento de complicaciones porque los AINEs podrían detener el proceso natural de curación.

En términos de tratamiento, los programas de rehabilitación activos bajo supervisión que se centran en una variedad de ejercicios como la propiocepción, la fuerza, la coordinación y la función conducirán a una recuperación más rápida. Por lo tanto son preferibles a las modelos pasivos, porque estimulan la recuperación de la estabilidad funcional de la articulación.

La cirugía debe reservarse para los casos que no responden a un tratamiento completo de rehabilitación basado en el ejercicio.

Para evitar esguinces recurrentes de tobillo lateral, las órtesis pueden considerarse una opción efectiva.

La severidad del daño del ligamento tras un esguince, podría evaluarse de manera más fiable mediante un examen físico 4-5 días después del traumatismo.

El entrenamiento neuromuscular, así como el taping, se aconsejan como estrategias preventivas.

Seguimos sin tener conclusiones claras sobre el papel del calzado en la prevención de esguinces de tobillo.

No hay evidencia de que el protocolo RICE sólo, o la crioterapia o la terapia de compresión sola, tengan una influencia positiva sobre el dolor, la hinchazón o la función del tobillo.

Fuente:

Artículos relacionados

Comparte: