Saltar al contenido
JL FISIOS

Enfermedad celíaca

Dieta sin gluten

¿Qué es la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca es un trastorno autoinmune grave que puede ocurrir en personas genéticamente predispuestas en las que la ingestión de gluten provoca daños en el intestino delgado.  

Cuando las personas con enfermedad celíaca comen gluten (una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada), su cuerpo presenta una respuesta inmune que ataca el intestino delgado. Estos ataques provocan daños en las vellosidades, pequeñas proyecciones similares a dedos que recubren el intestino delgado, que promueven la absorción de nutrientes. Cuando las vellosidades se dañan, los nutrientes no se pueden absorber adecuadamente en el organismo.

La enfermedad celíaca es hereditaria, lo que significa que se presenta en familias. Las personas con un familiar de primer grado con enfermedad celíaca (padres, hijos, hermanos) tienen un riesgo de 1 en 10 de desarrollar enfermedad celíaca.

Qué es el gluten

El gluten es una masa proteica elástica y viscosa que se encuentra en los granos de varios cereales, incluidos el trigo, la cebada y el centeno. Se encuentra en muchos alimentos (pan, galletas, pasta …), da una textura suave en panes y otros productos horneados y facilita la unión de ingredientes como en salsas, comidas preparadas, etc.
En el caso del trigo, la reacción inmune se dirige contra la gliadina (una fracción proteica presente en el gluten de trigo). Para la cebada, es la hordeína la que está involucrada, y para el centeno, la secalina.

Alimentos con gluten

  • Leches de crecimiento con cereales (leches infantiles).
  • Cervezas con y sin alcohol.
  • Bebidas de máquinas automáticas expendedoras: son alimentos con gluten los cafés, chocolates, infusiones, caldos, los refrescos en polvo, la malta y las bebidas malteadas.
  • Los cereales para el desayuno (sólo se pueden consumir los certificados “sin gluten”).
  • Las golosinas a granel que no están etiquetadas.
  • Helados a granel (en los que no se pueden ver los ingredientes).
  • Harinas de cereales con gluten, almidones y sémolas de trigo, avena, cebada, centeno, triticale, kamut, cous cous y espelta, tienen gluten.
  • Verduras congeladas con bechamel.
  • Yogur con cereales.
  • Pescados congelados que vienen ya rebozados o empanados
  • Polvorones o mantecados.

Diferencia entre enfermedad celíaca e intolerancia al gluten

Aunque a menudo se usa el término «intolerante al gluten», la enfermedad celíaca no es realmente una intolerancia alimentaria, sino una enfermedad autoinmune inducida por la ingestión de gluten. La reacción anormal del sistema inmunitario también se vuelve contra el cuerpo al atacar el revestimiento del intestino delgado. La enfermedad celíaca es, por lo tanto, una enfermedad autoinmune inducida por la ingestión de gluten.

En los últimos años, se ha estudiado la sensibilidad al gluten sin llegar a ser celíaco. Se manifiesta en síntomas similares a los de la enfermedad celíaca y el síndrome del intestino irritable cuando se consumen alimentos que contienen gluten. Se estima una prevalencia de 3 a 6% de la población pero está mal definida debido a la frecuencia de autodiagnóstico sin consejo médico.

Síntomas de la enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca puede ser difícil de diagnosticar porque afecta de manera diferente. Hay más de 200 síntomas conocidos de la enfermedad celíaca que pueden ocurrir en el sistema digestivo u otras partes del cuerpo.

Algunas personas con enfermedad celíaca no tienen ningún síntoma, pero pueden tener un resultado positivo en el análisis de sangre de la enfermedad celíaca.

Los adultos son más propensos a padecer:

  • Anemia por deficiencia de hierro inexplicable.
  • Fatiga.
  • Dolor de huesos o articulaciones
  • Artritis.
  • Osteoporosis u osteopenia (pérdida ósea).
  • Trastornos del hígado y del tracto biliar (transaminitis, hígado graso, colangitis esclerosante primaria, etc.)
  • Depresión o ansiedad.
  • Neuropatía periférica (hormigueo, entumecimiento o dolor en las manos y los pies)
  • Convulsiones o migrañas.
  • Anemorrea.
  • Infertilidad o aborto espontáneo recurrente.
  • Úlceras bucales dentro de la boca.
  • Dermatitis herpetiforme (erupción cutánea con picazón).

Consecuencias de la enfermedad celíaca

Si no se adopta una dieta sin gluten, la enfermedad celíaca, en sus formas más graves, puede tener varias consecuencias para la salud. Las complicaciones más comunes están relacionadas con la mala absorción de nutrientes en el intestino:

  • La anemia por deficiencia de hierro.
  • Osteoporosis u osteopenia de inicio temprano.
  • Infertilidad y aborto involuntario.
  • Intolerancia a la lactosa.
  • Deficiencias de vitaminas y minerales.
  • Trastornos del sistema nervioso central y periférico.
  • Insuficiencia pancreática.
  • Linfomas intestinales y otros cánceres GI (neoplasias malignas).
  • Mal funcionamiento de la vesícula biliar.
  • Manifestaciones neurológicas, como ataxia, convulsiones epilépticas, demencia, migraña, neuropatía, miopatía y leucoencefalopatía multifocal.

Diagnóstico

  • El primero es un análisis de sangre que puede detectar el nivel de ciertos anticuerpos (anti-endomisio o anti-tejido transglutaminasa). Su presencia en grandes cantidades indica que el cuerpo reacciona anormalmente al gluten. Esta prueba muestra quién es más probable que tenga la enfermedad, especialmente en familias en riesgo.
  • Luego se toma una muestra de tejido (biopsia) del intestino delgado. Se inserta un tubo delgado y flexible (un endoscopio) a través de la boca hasta el intestino delgado. En casos de intolerancia al gluten, las vellosidades del intestino ya no son visibles, ya que han sido total o parcialmente destruidas por el sistema inmunológico.
  • El efecto de la dieta sin gluten confirma o invalida el diagnóstico.

Tratamiento

Actualmente, el único tratamiento para la enfermedad celíaca es la adherencia de por vida a una dieta estricta sin gluten. La ingestión de pequeñas cantidades de gluten puede provocar daños en el intestino delgado.