Saltar al contenido
Masaje perineal

Masaje perineal en el embarazo, ¿de verdad funciona?

¿Qué es el masaje perineal?

El masaje perineal para embarazadas ayuda a preparar todos los músculos del suelo pélvico para el parto y a minimizar el uso de la episiotomía, un procedimiento quirúrgico que consiste en abrir los músculos del perineo para facilitar el paso del niño durante el parto.

La mayoría de mamás primerizas pueden beneficiarse de esta técnica preventiva que no conlleva riesgo ninguno y además es muy barata. Una vez aprendida la técnica en consulta de una fisioterapeuta formada en reeducación perineal, puedes practicarla en casa siempre que quieras.

Lo que dice la evidencia a día de hoy

Los estudios científicos publicados sugieren que este tipo de masaje en embarazadas aumenta la posibilidad de mantener la musculatura perineal intacta y reducir el riesgo de desgarros perineales graves durante el parto.
Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda su uso.

Hasta ahora, no existe un consenso claro sobre la cantidad de masaje necesaria para reducir el riesgo de desgarro.

❗Cuándo empezar el masaje perineal y por qué

Es recomendable comenzar a realizarlo después del octavo mes de embarazo. Antes no tendrá impacto y, lo que es peor, puede tener efectos negativos. Es por eso que te recomendamos que hables con su fisioterapeuta especializado antes de aplicarlo. Los objetivos del masaje son:

  • Concienciación de la importancia del suelo pélvico. De hecho, muchas futuras madres, que nunca se han sometido a sesiones de reeducación perineal, no saben dónde se encuentran los músculos pélvicos. El masaje les permitirá comprender mejor la importancia de estos músculos y su ubicación.
  • Es un buen trabajo para combatir la inhibición del reflejo defensivo, que ralentiza el progreso del bebé durante el parto
  • Entrenamiento de la respiración, porque el masaje perineal es un momento de descanso y relajación.
  • Finalmente, y como ya hemos indicado, el masaje del perineo permitirá aumentar la elasticidad de los tejidos vaginales y evitar el riesgo de desgarros durante el parto.

¿Cual es el mejor aceite para el masaje perineal?

Puedes encontrar en el mercado una buena variedad de aceites para el masaje perineal. El objetivo principal del uso del aceite es la lubricación para eliminar la fricción. La elección de un tipo específico depende de tu preferencia personal y presupuesto, aunque no son caros. Tipos de aceites que puedes probar:

  • Los lubricantes personales, como la gelatina K-Y , también son una buena opción porque son solubles en agua.
  • Elijas lo que elijas, no use aceites o lubricantes sintéticos, como aceite para bebés, aceite mineral o vaselina.

Consejos para antes del masaje

Como mencionamos anteriormente, el masaje perineal se puede realizar a partir del octavo mes de embarazo. Os ofrecemos algunos consejos a continuación:

Prepara tu cuerpo

En primer lugar, es importante preparar bien tu cuerpo para el masaje. Esta preparación comienza con la higiene de las manos. Dado que la mucosa vaginal es particularmente susceptible a las infecciones, es importante lavarse las manos con cuidado y que las uñas sean muy cortas.

También es importante antes de practicar el masaje, haber vaciado la vejiga y el intestino.

La frecuencia y duración del masaje

El masaje del periné debe hacerse diariamente y debe durar entre 3 y 10 minutos. Durante las primeras sesiones, Puede ser doloroso, pero esta sensación desaparece después de algunas sesiones.

Aunque el masaje perineal se puede practicar solo, es importante enfatizar que el futuro padre también puede participar.

El lugar para practicar el masaje perineal

El masaje perineal es un momento particularmente íntimo en el que la futura madre preparará su cuerpo para la llegada de un bebé, por lo tanto, la intimidad es esencial. Es preferible optar por un lugar propicio para la relajación y rodearse de elementos que ayuden a ello: música relajante, luz suave… También recomendamos tener una toalla cerca, un cojín y aceite de masaje para el periné.

Masaje externo del periné

La posición más cómoda para el masaje suele ser la postura de la rana medio sentada, es decir, una posición semisentada (entre estar acostado y sentado) con las piernas ligeramente dobladas y abiertas. Puedes colocar un cojín debajo de cada rodilla para que sea aún más cómodo.

Deberás colocar el pulgar dentro de la vagina y los dedos índice y medio justo por encima del ano. Si lo necesitas, puedes usar un espejo para orientarte mejor.

Con estos dedos, tendrás que hacer pequeños movimientos circulares en la piel en sentido horario desde las 3 a.m. hasta las 9 a.m. Después, durante un minuto, palpa en dirección de 3 am a 9 am por dentro y por fuera con un poco más de presión en la pared de la vagina.

Masaje externo del periné
1– El movimiento de los pulgares es hacia afuera y hacia adentro en forma de U

Masaje perineal externo
2– Recuerda que tu objetivo principal son los tejidos del interior de la vagina, pero debes sentir la sensación tanto en el interior como en el exterior.

Masaje interno del perineo: presión en forma de rayos de sol

En cuanto termines con el masaje externo, continua masajeando con el pulgar a lo largo del interior de la vagina, esta vez en direcciones fijas como se muestra en la imagen 4. Puede que sientas la necesidad de defecar o una ligera sensación de ardor. Estas dos sensaciones desagradables se desvanecerán con la frecuencia de los masajes.

Para iniciar el masaje interno del perineé, te invitamos a exhalar con fuerza y aplicar una suave pero firme presión en los bordes de la vagina hacia el coxis (a las 6 en punto). Bajo esta presión normalmente deberías sentir una contracción del ano. Esta contracción es completamente normal.

masaje perineal interno
3
masaje perineal rayos de sol
4

Si sientes que el masaje con el pulgar se vuelve doloroso o demasiado desagradable, debes pararte un momento mantener cierta presión. Este masaje es una oportunidad para que te des cuenta de la importancia de la resistencia natural de los músculos del suelo pélvico. Es esta resistencia la que limitará el progreso de su bebé durante el parto.

La respiración juega, una vez más, un papel importante durante este masaje. Respira profundamente y con calma, relajando los músculos del ano tanto como sea posible, para inhibir el reflejo mencionado anteriormente.

Durante el curso de este masaje, notarás como evoluciona la elasticidad mucho más allá de sus límites habituales. Cuanto más se practique este masaje, más se acentuarán las capacidades de relajación.

Toda la información que publicamos en nuestro blog es orientativa y en este caso, recomendamos acudir a un especialista del suelo pélvico al menos una vez, para llevar a la práctica este tipo de técnicas y resolver cualquier duda que surja.


En nuestra clínica de fisioterapia en Granada JL FISIOS estaremos encantados de atenderte de la mano de nuestra fisioterapeuta especializada en suelo pélvico Laura Galindo.


A continuación te dejamos un video sobre masaje perineal, con el que podrás completar más información y ver más técnicas de masaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.