Masaje

 

 

Masaje es el conjunto de manipulaciones, amasamientos, fricciones, presiones e impactos con un cierto ritmo e intensidad realizadas en diversas partes del cuerpo con fines terapéuticos, deportivos o estéticos, ya sean de forma directa o refleja.

Los masajes terapéuticos son una técnica frecuentemente elegida por parte del fisioterapeuta a la hora de tratar a los pacientes. Se aplica siempre sobre los tejidos blandos del cuerpo, es decir: piel, músculos, tendones, ligamentos.

El objetivo del masaje es descargar, aliviar, desentumecer, hidratar, eliminar toxinas, mejorar el tono, preparar la musculatura y las articulaciones y de esa forma mejorar la circulación y el bienestar de la persona.

Los tipos de masaje que puede realizarte un fisioterapeuta son:

Masaje circulatorio: con esta técnica mejoramos el flujo sanguíneo, favoreciendo la eliminación de toxinas.

Masaje deportivo: usamos este tipo de masaje para activar o relajar los músculos según el momento de actividad física del deportista para mejorar el rendimiento y prevenir lesiones.

Masaje de drenaje linfático: es un masaje suave que favorece la mejora de la circulación y evita que la linfa se acumule mediante técnicas precisas y delicadas.

Masaje de relajación: su objetivo es restar tensión y conseguir un estado mental de relajación, mediante manipulaciones y pases suaves sobre la piel.

Masaje descontracturante: son las manipulaciones realizadas en músculos con mucha tensión para eliminar las contracturas existentes.

 

error: Content is protected !!