Saltar al contenido
JL FISIOS

Nutrición en el embarazo

Nutrición en el embarazo

Alimentación saludable en el embarazo

Durante el embarazo el bebé depende únicamente de su madre para obtener todos los nutrientes que requiere para su crecimiento, energía y desarrollo. Los alimentos se descomponen, se absorben y se distribuyen como energía y nutrientes a través del flujo sanguíneo. La placenta obtiene los alimentos directamente del flujo sanguíneo y, a su vez, nutre al feto. Por lo tanto, una deficiencia de nutrientes pueden afectar a la continuación del embarazo y a la capacidad de la para madre para seguir alimentando al bebé.

El papel del dietista es esencial en el manejo nutricional durante el embarazo para garantizar la salud de la madre y del feto; ayudando en la instauración de hábitos alimenticios adecuados para esta situación fisiológica y de estilo de vida alejados de mitos y falsas creencias.

Dieta para el embarazo

Una mujer embarazada necesita más ácido fólico, hierro, yodo y vitamina B12 por lo que se recomienda cubrir estos mayores requerimientos durante el embarazo con suplementos o alimentos enriquecidos.

Ácido fólico ✅

También conocido como folato, es imprescindible para el desarrollo del sistema nervioso central, del cerebro y de la columna vertebral. La importancia del ácido fólico durante el embarazo se debe a que reduce el riesgo de anomalías en el canal neural.

Para obtener la cantidad ideal recomienda que la mujer tome diariamente un suplemento que contenga 400 microgramos de ácido fólico durante al menos un mes antes de quedarse embarazada. 

Encontramos ácido fólico en alimentos como: vegetales de hojas verdes, alimentos integrales, frutos secos, legumbres o cítricos.

Hierro

Es necesario para producir los glóbulos rojos que transportan el oxígeno al feto. En España sólo se recomienda la suplementación de hierro bajo prescripción médica ya que los suplementos de hierro pueden provocar estreñimiento.

La ingesta de alimentos ricos en hierro previene la deficiencia de hierro. Fuente alimenticia de hierro: carnes rojas, pollo, pavo, pescado y marisco, yema de huevo, legumbres, frutos secos, fruta fresca y verdura de hoja verde.

Yodo ✅

Es importante en el crecimiento y desarrollo físico y mental del feto. Una deficiencia de yodo puede afectar al desarrollo del cerebro del bebé. Se recomienda suplementar con 200 microgramos de yodo a toda mujer embarazada que tome menos de 2g de sal yodada y menos de 3 raciones de leche y derivados lácteos. Fuente alimenticia de yodo: marisco, huevos y sal yodada.

Vitamina B12 ✅

Es necesaria para la fabricación de hemoglobina y ADN y es esencial para el desarrollo del cerebro del sistema nervioso del feto. Durante el embarazo aumentan las necesidades de vitamina B12 pero si se consumen alimentos de origen animal, estas necesidades estarán cubiertas. Fuente alimenticia de Vitamina B12: vísceras, mariscos (almejas), carne, huevos, leche y otros productos lácteos. Los alimentos que deben evitarse

Alcohol ⛔️

El alcohol en la sangre de la madre gestante puede pasar directamente al bebé a través del cordón umbilical. El consumo de alcohol durante el embarazo puede provocar trastornos en el feto, tales como: problemas físicos, dificultad de aprendizaje, etc.

Pescado crudo ⛔️

Se recomienda no tomar pescado crudo, ahumado, salado, en vinagre o marinado durante el embarazo para evitar intoxicaciones por parásitos como el anisakis.

Pescados con altos niveles de mercurio ⛔️

Los mariscos, como el pez espada, el tiburón y atún rojo tienen niveles altos de mercurio, por ello deben evitarse durante el embarazo. El mercurio es un químico tóxico que puede pasar a través de la placenta y puede ser perjudicial para el desarrollo del cerebro, los riñones y el sistema nervioso del bebé nonato.

Alimentos no pasteurizados

Podemos encontrar en ellos la bateria de la listeriosis. Esto puede provocar un aborto indeseado, la muerte del feto, un parto prematuro, etc.

Carne cruda

Nos puede infectar con Toxoplasma a la mamá y al bebé. Ceguera o discapacidad mental son algunas de las secuelas que provoca.

Para más información, pregunta a nuestros expertos: