Comparte:

Si buscas información sobre la Reeducación del suelo pélvico, aquí podrás encontrar muchas respuestas a todas esas cuestiones que se nos pasan por la cabeza.

 ¿Cómo son las sesiones de reeducación perineal?

El fisioterapeuta hará una valoración durante la primera sesión. En ella, te hará muchas preguntas para tener una idea del estado de tu periné (si tienes sensación de pesadez, si has reanudado la sexualidad y si tienes dolor en ese momento, si tienes pérdidas, si tienes dificultades para retener gases, etc.). Con esa información y un examen físico , podrá obtener un diagnostico clínico  y configurar un programa de rehabilitación. Los objetivos principales serán: corregir tus malos hábitos, si tienes alguno, como empujar al orinar o practicar el “stop-pipí” y mejorar o eliminar el problema en cuestión.

Para facilitar la evaluación inicial, se propondrá rellenar un “calendario miccional” durante 2 o 3 días, teniendo en cuenta la hora y el volumen de cada micción, el número de pérdidas con el esfuerzo y/o por urgencia. Es una herramienta ideal para tomar conciencia de cómo funciona tu vejiga y detectar conductas inapropiadas (como beber con demasiada frecuencia, por ejemplo).

¿Qué técnicas son las que utilizan los fisioterapeutas?

  • La rehabilitación manual Ayuda al fisioterapeuta a conocer el estado real del periné, saber si hay puntos dolorosos, músculos con mucho tono o débiles. Para el paciente es una buena forma de tomar conciencia, conociendo el estado de tensión y relajación de los músculos del suelo pélvico y aprendiendo a realizar contracciónes sin solicitar musculatura accesoria como los abdominales o aductores. Los ejercicios aprendidos podrá integrarlos a su vida diaria.
  • El biofeedback está diseñado para aprender diferentes tipos de contracción de una forma más visual. Estas contracciones son detectadas por una sonda vaginal y por electrodos pegados a la banda abdominal.
  • La electroterapia al igual que el biofeedback se puede aplicar intracavitaria, a través de la sonda vaginal o con electrodos externos. puede ser utilizada tanto para estimulación de los músculos como para su relajación.

 ¿Todos los fisioterapeutas hacen rehabilitación perineal?

No, debes llamar para asegurarte o consultar en su página web. Algunos fisioterapeutas están formados y especializados en esta rama de la fisioterapia, y son ellos los que mejor podrán ayudarte con tu problema.

¿Puedo hacer ejercicios al día siguiente del parto?

Depende, no todos los partos son iguales. Los hay naturales, por cesárea, con episiotomías… y cada uno de ellos necesitará su tiempo de recuperación. Pero en general si todo ha ido bien, podríamos comenzar con ejercicios hipopresivos. De este modo, ayudaremos a la recuperación de tu periné y tu vientre. En un principio, es necesario recibir las nociones básicas de estos ejercicios por parte de un fisioterapeuta especializado para poder continuar después el trabajo en casa.

 ¿Cuándo puedo iniciar la rehabilitación perineal con un profesional?

Es mejor esperar seis semanas. Antes, las hormonas todavía juegan mucho y pueden engañar el diagnóstico del fisioterapeuta.

¿Tengo que esperar la curación de mi episiotomía antes de comenzar una reeducación perineal con un profesional?

No necesariamente. Existen métodos (tecarterapia) que pueden ayudar a que el tejido cicatrice más rápido.

¿Es demasiado tarde para rehabilitar mi periné?

No, más vale tarde que nunca. La rehabilitación y los ejercicios pueden realizarse años después del parto. Sin embargo, lo mas recomendable es cuidar tu musculatura perineal durante las primeras 6 semanas después del parto: evita mantenerte de pie mucho tiempo, evita el estreñimiento, no cojas cargas pesadas y con cada esfuerzo (toser, reír, estornudar), piensa en contraer tu periné.

¿Cual es el riesgo de no hacer ninguna rehabilitación?

La incontinencia urinaria y el descenso de los órganos, llamados prolapsos, son los síntomas más frecuentes, producidas por un suelo pélvico en baja forma. Entre el 25 y el 40% de las mujeres tienen estas molestias en edad de menopausia.

¿Duele la rehabilitación profesional?

No.

¿Realmente necesito reeducar mi suelo pélvico después del parto?

Durante 9 meses has cargado con peso extra ( tu bebé, su placenta y el líquido amniótico). Los casos en que la rehabilitación es aún más necesaria, son los partos naturales, las episiotomías, los fórceps, la incontinencia durante el embarazo o un bebé grande. Un informe evaluará el estado de tu periné antes de la rehabilitación. En cualquier caso, los ejercicios de rehabilitación perineal en casa te ayudarán a recuperar  más rápido.

¿Incluso después de una cesárea?

Sí. Por las razones mencionadas anteriormente. El periné ha soportado demasiado peso durante bastante tiempo.

Ya hago en casa el ejercicio “stop pipí”, ¿eso no es suficiente?

Desde este mismo instante puedes dejar de hacerlo. Todos los ejercicios deben ser realizados con la vejiga vacía. La práctica de detener la orina puede alterar el sistema neurológico que previene la necesidad de orinar y causar infecciones del tracto urinario. El único caso en el que se recomienda hacer esto es, cuando hay una pobre conciencia sobre el suelo pélvico, para saber los músculos que debemos trabajar, pero NUNCA como tratamiento.

¿Cuántas sesiones de rehabilitación necesitas?

En general, alrededor de diez, no obstante, como hemos dicho anteriormente, cada periné es un mundo. Algunos especialistas piensan que se necesitan al menos 9 meses de mantenimiento del periné para encontrar el equilibrio. Este mantenimiento se basa sobre todo en ejercicios guiados, que puedes hacer en casa una vez los controles.

 ¿Los ejercicios duran mucho?

Algunos duran 3 minutos, otros 15 minutos, otros cero. Sin embargo, debe hacerse con regularidad, preferentemente todos los días.

¿Puedo hacer ejercicios abdominales antes de comenzar la rehabilitación pélvica?

No. Si tus músculos abdominales se hacen más fuertes, empujarán hacia abajo a las visceras y si tu periné todavía esta débil, no resistirá la presión y agravara el problema.

 ¿Cuándo podré reanudar el deporte después del parto?

Seguramente no antes de los tres meses, y deberemos comenzar con deportes muy suaves que no soliciten abdominales. Al final de tu reeducación perineal, no dudes en consultar la opinión de un fisioterapeuta. De lo contrario, al menos visita a tu ginecólogo para validar con él / ella qué puedes reanudar sin riesgo.

¿Puedo trabajar mi periné mientras estoy embarazada?

Por supuesto, ¡incluso se recomienda! Pero siempre con la aprobación de tu ginecólogo y siendo ejercicios revisados por tu fisioterapeuta.

Artículos relacionados

Comparte: