PROLAPSO fisioterapia

Prolapso y fisioterapia, una solución natural

Has oído hablar de rectocele, cistocele, descenso de órganos… todos estos términos pueden ser desconocidos para algunas y, por desgracia, demasiado familiares para otras. Hoy, en este artículo, os explicamos qué es un PROLAPSO. No, esta palabra no debería ser tabú y, por el contrario, deberíamos hablar de esta patología que afecta a cerca del 11% de las mujeres en algún momento de sus vidas.

⭐ Reeducar el periné con fisioterapia para prevenir el prolapso.

Es esencial cuidar y reeducar el periné como medida preventiva para evitar la caída de los órganos y para esto es esencial la figura del fisioterapeuta. Podemos ayudarte a aliviar los síntomas e incluso revertir ese descenso en los casos de prolapso grado 1 y 2.

Si se trata de un grado de prolapso mayor, probablemente vas a necesitar someterte a cirugía más una rehabilitación post-quirúrgica con tu fisioterapeuta de suelo pélvico. De modo que la figura del fisioterapeuta será de vital importancia durante todo el proceso tanto para evitar el prolapso como para recuperarte del mismo.

Ya sea por un prolapso genital, uterino o rectal nunca pases por alto la rehabilitación del suelo pélvico si no quieres sufrir recaídas en un futuro.

🔜 Fisioterapia como opción ANTES de la cirugía de prolapso

Si llegamos a tiempo y la evolución del prolapso es temprana aún, nos centraremos en fortalecer los músculos y tejidos del suelo pélvico para que recuperen su posición y su función.

✔ Fisioterapia como tratamiento DESPUÉS de la intervención quirúrgica

Después de una cirugía de prolapso hay riesgo de que los órganos vuelvan a descender. La labor del fisioterapeuta será la de mejorar la inflamación de los tejidos recién operados y la de recuperar la musculatura cuanto antes. ¿Qué ocurrirá después? tendrás que añadir en tu día a día una serie de ejercicios que la fisio se encargará de enseñarte para que nunca vuelvas a sufrir un prolapso.

tratamiento Prolapso armilla granada

🔰 Tratamiento y prevención para el propaso en Armilla, Granada

Gracias a nuestra fisioterapeuta especialista de suelo pélvico, si tienes problemas de prolapso, te ofrecemos la posibilidad de un tratamiento a tu medida en Armilla, Granada.

¿Qué técnicas se utilizan para la rehabilitación cuando el paciente tiene un prolapso?

Reeducación pélvica. Se trata de un entrenamiento del suelo pélvico y de la musculatura abdominal porque todo está relacionado y trabajan de forma conjunta. Hipopresivos, activación del transverso del abdomen, ejercicios de kegel son algunos de los métodos para entrenar esta región del cuerpo

Control postural y cambios en el día a día. Ponemos especial énfasis en modificar algunos gestos o actividades diarias que conllevan una carga peligrosa para un suelo pélvico débil. Algunos ejemplos son: cargar peso, la tos, o la postura sentada durante largos periodos.

Biofeedbaack. No es más que una forma de educar al cuerpo y enseñarle a contraer y relajar los músculos de forma voluntario, algo que parece fácil pero en la mayoría de los casos no lo es.

Pesarios, bolas chinas, conos vaginales. Los pesarnos Son accesorios flexibles que se colocan en la vagina principalmente y que te ayudan a sostener algunos órganos como el útera, la vejiga o el recto en casos de prolapso. Los conos o las bolas chinas se usan como método de entrenamiento para añadir carga a la musculatura del suelo pélvico.

En cualquier caso, si después de leer este artículo, tienes alguna duda sobre el prolapso, pide una cita con un profesional de la salud que podrá ayudarte y aconsejarte un tratamiento adecuado.

Contacta ahora

¿Cómo se puede detectar un prolapso?

Un prolapso es el descenso de uno o más órganos pélvicos (vejiga, útero o recto) a la vagina. Estos órganos, normalmente situados en la cavidad pélvica, se mantienen gracias a fibras, músculos y ligamentos que forman ese sostén natural conocido como periné. Sin embargo, el periné es frágil en las mujeres debido a los orificios que atraviesan el suelo pélvico. Además, sucede que los músculos y ligamentos que sostienen estos órganos se relajan y, por lo tanto, causan presión en la pared vaginal, a veces incluso provocando que algunos o todos los órganos se deslicen hacia la vagina.

Tipos de prolapso

  • Prolapso de la vejiga o Cistocele: es el descenso de la vejiga hacia la vagina. Esta es la forma más común de prolapso, 4 de cada 5 casos son de este tipo.
  • Prolapso uretral o Uretrocele. La uretra baja por la misma zona anterior. A menudo puede asociarse también con un cistocele.
  • Prolapso uterino. También llamado Histerocele.
  • Descenso de la cúpula vaginal: la parte más alta de la vagina desciende , es habitual tras la histerectomía
  • Prolapso del recto o Rectocele: el recto desciende a través de la pared posterior de la vagina.

Si sientes una sensación de pesadez en el perineo o en la vagina, te recomendamos encarecidamente que acudas a un profesional de la salud para un examen ginecológico. Si el prolapso no se trata a tiempo, puede empeorar y la cirugía será inevitable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *