Saltar al contenido
JL FISIOS

Cadera en resorte

cadera en resorte

¿Qué es la coxa saltans?

Al síndrome de cadera en resorte se le llama también “coxa saltans” y se caracteriza por la sensación de un “chasquido” audible con los movimientos de la cadera. Suele existir dolor asociado en la cara anterior de la cadera o sobre el trocánter mayor.

Aproximadamente del 5% al 10% de la población sufre esta lesión, y la mayoría de los pacientes experimentan chasquidos indoloros. Los grupos típicamente afectados incluyen aquellos que hacen movimientos repetitivos de cadera en rangos articulares extremos. Por ejemplo: bailarines de ballet, levantadores de pesas, jugadores de fútbol y corredores.

Para la mayoría de las personas, el chasquido de la cadera permanece asintomático y nunca requiere tratamiento. En los pacientes en los que la coxa saltans es sintomática, el pronóstico es variable, pero no hay consecuencias aparentes a largo plazo. La resolución espontánea puede ocurrir pero es poco común.

Tipos de cadera en resorte y por qué se produce

El chasquido de cadera tiene múltiples etiologías y se clasifica según la estructura anatómica causante de la sensación de crujido.
Hay tres tipos: INTERNA, EXTERNA e INTRARTICULAR .

La banda iliotibial se mueve posteriormente sobre el trocanter mayor cuando se extiende la cadera desde una posición de flexión y biceversa. El incremento de la fricción sobre el trocanter mayor provoca una irritación e inflamación del tejido circundante: cintilla iliotibial, tensor de la fascia lata, gluteo mayor. Con el tiempo, esta fricción o roce puede resultar de un engrosamiento o hipertrofia del tejido.

Cadera en Restorte externa

La CADERA EN RESORTE EXTERNA es la forma más frecuente. Suele
afectar a mujeres adolescentes y flexibles como bailarinas y gimnastas.
Se debe al desplazamiento brusco del borde posterior engrosado de la cintilla iliotibial o del borde anterior del músculo glúteo mayor sobre el trocánter mayor del fémur al flexionar la cadera.

Tensor de la fascia lata

Mientras que el crujido del tendón iliopsoas a menudo se puede escuchar desde el otro lado de la habitación, el chasquido de la banda iliotibial se puede ver desde el otro lado de la habitación. En muchas ocasiones el paciente afirma tener la sensación de que su cadera se disloca o sale de su sitio sin una provocación de dolor correlativa. Esta acción es típicamente reproducible por el paciente con carga de peso bilateral mientras inclina y gira la pelvis.

Se suele asociar con bursitis secundaria trocantérea o tendinopatía iliotibial. Una maniobra diagnóstica, sería aplicando presión sobre el trocánter mayor, se evita la sensación de chasquido.

Cadera en Resorte interna

La COXA SALTANS INTERNA es la forma menos frecuente.
Se debe al salto del tendón del psoasiliaco sobre la eminencia iliopectínea.
Aparece dolor o pinchazo inguinal profundo asociado a chasquido con movimientos de extensión de cadera desde la flexión, rotación externa y abducción. Los pacientes a menudo informan chasquidos al subir escaleras o levantarse de una silla.

Psoasilíaco

Una maniobra diagnóstica, sería aplicando presión digital sobre el tendón del poasiliaco a la altura de la cabeza femoral que impide el salto. Otras causas incluyen quistes alrededor del labrum o la bifurcación parcial o completa del tendón iliopsoas

Palpación de trocánter mayor y tuberosidad ilíaca.

La sensación de chasquido puede imitar estrechamente la patología intraarticular, ya que ambos se originan en el área anterior de la cadera. El examen físico cercano y las imágenes pueden diferenciar los dos. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que en aproximadamente el 50% de los casos de coxa saltans interna se identifica una patología de cadera intraarticular adicional.

Cadera en resorte intra-articular

La COXA SALTANS INTRARTICULAR en lugar de un ruido de salto, se describe una sensación de chasquido con dolor en la cadera. Su etiología implica anomalía mecánica dentro de la cadera, como cuerpos libres intrarticulares, osteocondromatosis sinovial, roturas del rodete acetabular o desgarro del labrum.

Causas

El chasquido de la cadera es un fenómeno de sobreentrenamiento o uso excesivo, pero también puede verse provocado por un traumatismo o sucesos no relacionados directamente como una inyección intramuscular en el glúteo mayor o una operación quirúrgica en la pierna.

Por ejemplo, la disminución del ángulo del cuello femoral después de una artroplastia total de cadera se ha relacionado con el desarrollo de una cadera en resorte de origen externo. Otras variaciones anatómicas pueden predisponer a la coxa saltans, incluida una mayor distancia entre los trocánteres mayores o unos trocánteres mayores prominentes..

Además, la tensión de la banda iliotibial, el acortamiento o variaciones de la longitud del tendón y la relajación inadecuada de los músculos pueden contribuir al desarrollo de la cadera de resorte. A veces no se descubre ninguna etiología, lo que resulta en una clasificación idiopática.

Diagnóstico

La historia clínica y la exploración física a menudo pueden ayudar a determinar la región anatómica correcta del chasquido. El paciente es capaz de señalar con un dedo el área que le duele al chasquear e incluso puede recrear el chasquido. Los síntomas se desarrollan y aumentan durante un largo período de tiempo, de meses a años.

Test para valorar la cadera en resorte externa

El chasquido externo de la cadera generalmente es más obvio en el examen clínico. En ocasiones, se puede visualizar o palpar el fenómeno de chasquido bajo la piel del paciente. La sensación del paciente suele ser parecida a una subluxación o dislocación de la cadera. El área sobre la región del trocánter mayor puede ser dolorosa debido a la bursitis del trocánter mayor, la patología del tendón abductor o la inflamación de la banda iliotibial. Para esta lesión utilizamos el test de Ober.

Prueba de Ober. Hallazgo positivo: déficit de aducción de la cadera debido a la presencia de contractura del TFL

Prueba de Ober: Es importante evaluar el estado del tensor de la fascia lata. La prueba de Ober evalúa la tensión de la banda iliotibial, que puede acompañar el chasquido sintomático.

Test de Ober modificado: Brignall et al, utilizaron una prueba diagnóstica específica en la cual el paciente se coloca en decúbito lateral sobre el lado no afectado con una almohadilla debajo de la nalga inferior para que la cadera afectada se mantenga en aducción. Manteniendo la rodilla en extensión, la cadera se flexiona y extiende activamente y la banda iliotibial se puede sentir moviéndose sobre el trocánter mayor.

Test de faber modificado

Test de Faber modificado: Se puede utilizar una versión de la prueba FABER para diferenciar entre cadera interna (iliopsoas) o externa (TFL). Al colocar la cadera afectada en la posición de FABER (flexión, abducción, rotación externa) y mover pasivamente la cadera a una posición extendida, aducida y rotada internamente, se puede escuchar un chasquido o un sonido audible.


Pruebas para valorar la cadera en resorte interna

El paciente suele describir la cadera en resorte interna como un chasquido o bloqueo de la cadera. A veces también se encuentra debilidad en el glúteo medio. Para este tipo de lesión utilizamos el Test de MacCarthy. Es importante recordar que casi la mitad de los pacientes con cola saltans interna también tiene una patología intra-articular que puede confundir los hallazgos del examen físico.

Test de McCarthy

Test de McCarthy: El objetivo es reproducir el dolor o el sonido para poder detectar si existe daño en el labrum acetabular. El paciente se tumba en supino con las caderas y las rodillas flexionadas. La cadera afectada es llevada al máxima rango de flexión pasiva. Añadimos rotación externa de cadera gradualmente al mismo tiempo que comenzamos a extender la misma cadera. Si no aparece ningún signo, realizamos el mismo procedimiento pero esta vez añadiendo rotación interna. El test es positivo cuando se reproducen los síntomas en la parte anterior de la cadera del paciente.

Prueba de Stinchfield: El paciente se acuesta en decúbito supino con la cadera flexionada a 30° y la rodilla extendida. El fisioterapeuta le pide al paciente que intente flexionar completamente la cadera mientras que se aplica una fuerza de resistencia. El dolor en la ingle anterior indica una prueba positiva.

Test de Stinchfield

Test de Thomas: Nos sirve para valorar la tensión de los flexores de cadera, en especial el psoasilíaco.

Pruebas de imagen

Si no somos capaces de sacar una conclusión en claro mediante la historia clínica y el examen físico, se deben usar pruebas de imágen para ayudar a descartar otra patología de la cadera y confirmar el diagnóstico. Las radiografías simples generalmente son de poca utilidad para confirmar el diagnóstico; sin embargo, pueden hacerse para descartar variaciones anatómicas, displasia del desarrollo u otra patología de la cadera.

El síndrome de cadera en resorte externa clínicamente visible puede confirmarse en la Resonancia Magnética axial ponderada en T1 como una banda iliotibial engrosada o un borde anterior engrosado del músculo glúteo mayor. Si el chasquido no es visible en el examen físico, se puede usar una ecografía dinámica para demostrar el chasquido de la banda iliotibial sobre el trocánter mayor.

Radiografia cadera en resorte
A. En flexión, el tendón del psoasilíaco queda lateral a la cabeza del fémur/ B. En extensión, el mismo tendón se mueve hacia medial.
(propiedad de J. W. Thomas Byrd, MD.)

El diagnóstico del síndrome de la cadera en resorte interna se puede confirmar con una ecografía dinámica, resonancia magnética o artrografía por resonancia magnética. Se prefiere la artrografía por resonancia magnética porque también puede detectar la patología intraarticular de la cadera, que comúnmente acompaña al síndrome de la cadera con rotura interna.

Tratamiento y rehabilitación de la cadera en resorte

Cuando existe dolor asociado al chasquido, el tratamiento es conservador y consiste en reposo, estiramientos, inyecciones de esteroides, medicamentos antiinflamatorios orales, fisioterapia y modificación de la actividad. La mayoría de las veces, los pacientes experimentan alivio con estas medidas.

Ejercicios y estiramientos

Los pacientes pueden beneficiarse del estiramiento de las estructuras anteriores de la cadera o la banda iliotibial y sus estructuras asociadas. También existen muchas posturas de pilates y de yoga recomendadas para este tipo de lesión, en las que se trabaja esta musculatura a la vez que se estira. Por ejemplo:

Lunge twist dinámico para estiramiento de estructuras anteriores de la cadera
Estiramiento del tensor de la fascia lata
Estiramiento psoas

Cirugía

Si el dolor persiste a pesar de estas medidas conservadoras, se puede considerar la intervención quirúrgica. Para la coxa saltans externa, el objetivo suele ser el aflojamiento de la banda iliotibial y se puede lograr con procedimientos abiertos o artroscópicos mínimamente invasivos.

Para la coxa saltans interna, también existen procedimientos artroscópicos para alargar o liberar el tendón iliopsoas. Se prefieren los métodos artroscópicos para evitar complicaciones de la cirugía abierta. El efecto adverso más común de la liberación de iliopsoas es la debilidad del flexor de cadera, que puede ocurrir si hay una liberación excesiva o si hay daño en el área circundante. Las cirugías correctivas para el chasquido interno o externo de la cadera pueden provocar otras complicaciones, como infección, osificación heterotópica, atrofia muscular, síntomas continuos o daño nervioso.