Preparación al parto Epino

EPI-NO: 10 beneficios que no conocías

¿Ha oído hablar de este dispositivo alguna vez? Se usa como método de preparación al parto y como prevención para desgarros y episiotomías. Dentro del sector sanitario tiene muchos admiradores pero también tiene sus detractores. ¿Quieres saber más?

EPI·NO Delphine Plus

1. Es un método que proviene de Uganda

Aunque el sistema moderno proviene de Alemania, se dice que este método tiene más de cien años y que su diseño está inspirado en las mujeres embarazadas de Uganda, que se preparan para dar a luz insertando y luego expulsando calabazas cada vez más grandes, para preparar su periné a la hora de expulsar al bebé. Poco higiénico por su parte, pero la idea surgió de allí.

2. Viene en forma de globo pequeño

Hoy en día, es un objeto pequeño que tiene la forma de un globo. Se inserta en la vagina y se infla con la ayuda de una bomba con manómetro. Cada semana debe ir agrandándolo hasta alcanzar el volumen de la cabeza de un bebé, de modo que el día del parto el periné ya está preparado.

epi-no embarazo

3. No dilata la vagina, fortalece el periné

No estamos hablando de dilatación , sino solo de fortalecer la musculatura perineal. La misma que debe ser preservada tanto como sea posible, entranada para el parto y la que será responsable de soportar y retener los órganos en su sitio después de dar a luz.

4. Requiere la aprobación de su ginecólogo

Debe asegurarse de que el equipo médico que le acompaña durante el embarazo de su visto bueno. Existen contraindicaciones como por ejemplo un cuello de utero corto, con una amenaza de parto prematuro o una placenta suprayacente de inserción baja.

A pesar de la información detallada sobre cómo usarlo, creo que es más razonable usarlo con una fisioterapeuta o un ginecólogo por primera vez. No siempre es fácil colocarlo correctamente.

Comprar epi-no

5. No impide realizar la reeducación perineal

Aunque uses el método EPI-NO durante el embarazo, puede ser que necesites realizar sesiones de rehabilitación del suelo pélvico. Usar el EPI-NO ayudará pero no evitará las posibles disfunciones del suelo pélvico.

6. Cuesta un poco menos de cien euros

Sí, es un poco caro, pero existe la opción de trabajar con este método durante una sesión de fisioterapia.

7. Debe comenzar el ejercicio antes de llegar a término

A partir de la semana 37, según el sitio web oficial www.epi-no.fr. Por supuesto, su fisioterapeuta puede darle más detalles dependiendo del progreso de su embarazo. Lo ideal es comenzar alrededor de los 5 meses de embarazo para tener tiempo de prepararse bien.

Epi no
Un balón de silicona de la talla de la cabeza de un bebé

8. Los ejercicios son diarios.

Puede hacer sesiones de 15 a 30 minutos. Todo mientras está tumbada en su cama, leyendo o viendo un episodio de una serie en Netflix.

9. No causa parto prematuro

En caso de duda, hable con su ginecólogo o fisioterapeuta, pero no se asuste: si los médicos lo recomiendan, está bien.

10. No todos los médicos están a favor

En 2015 y 2016 el Colegio Nacional de Ginecólogos franceses publicó varios estudios destacando la ineficacia de este método para evitar episiotomías y desgarros durante el parto. Y acabaron recomendando el masaje perineal como principal técnica eficaz.

Por el momento no existe evidencia científica clara que demuestre una reducción de la tasa de episiotomías en partos vaginales, asociada al uso del Epi-no.

¿Cómo utilizar el Epi-no?

Entrenamiento del suelo pélvico

Antes de comenzar a usarlo, verifique que funcione correctamente: cierre la válvula, aplique 2 presiones para inflar ligeramente el globo y desinfle abriendo la válvula pequeña.

Siéntese con las piernas dobladas y ligeramente separadas, la posición debe ser cómoda.

La utilización del Epi-no, no es una alternativa al masaje perineal, sino que sirve más bien como complemento.

Desde el embarazo temprano hasta las 36 semanas.

  • Coloque el globo en la vagina (como un tampón) con la parte central (estrecha) al nivel de los labios mayores y sosténgalo con los dedos.
  • Contraiga 10 veces rápidamente y luego 10 veces tratando de mantener 6-8 segundos (la aguja debe subir un número en el dial/manómetro)

Desde las 36 semanas hasta el parto

  • Coloque el globo en la vagina (como un tampón) con la parte central (estrecha) al nivel de los labios mayores y sosténgalo con los dedos.
  • Contraiga solo 10 veces rápidamente.

Flexibilizar el periné

  • Coloque el globo al nivel de la vagina (como un tampón) con la parte central (estrecha) al nivel de los labios mayores y sosténgalo con los dedos
  • Infle el epino con varias presiones hasta que sienta que está estirando el perineo, pero sin llegar a ser molesto
  • Aguante durante unos 20 minutos, no dude en agregar 1 o 2 presiones más si siente que el estiramiento se va haciendo más soportable
  • Intente aumentar el número de presiones/diámetro iniciales todos los días
  • Registre en una hoja de papel la cantidad de presión con el que ha trabajado para no olvidar el día siguiente

Prepara el suelo pélvico para el parto

  • Coloque el dispositivo como en las ocasiones anteriores. Desinfle el epi-no por completo, luego vuelva a inflarlo con la presión máxima que pueda aguantar.
  • Toque el silbato (como si quisieras inflar un globo)
  • Incline la pelvis hacia atrás (aplastar el suelo con la espalda baja)
  • Tire de la cuerda para sacar el épi-no (que ya empujará naturalmente hacia afuera gracias a su respiración y la contracción de los abdominales)
  • Repita esta acción 2-3 veces, aumentando la presión cada vez más. Cada día comienza con más presión que el día anterior en la expulsión inicial.
  • Habrá completado su entrenamiento cuando pueda soportar el estiramiento y expulsar un globo inflado con un diámetro de 8,5-10 cm.

Desde JLFISIOS recomendamos realizar las sesiones de entrenamiento con el Epi-no acompañadas de una fisioterapeuta especializada en readaptación del suelo pélvico.

Fuentes:
García, Elena García, Ángeles María Márquez Carrasco and Pilar Aragundez Marcos. “EFICACIA DEL DISPOSITIVO EPI-NO COMO PREVENCIÓN DEL DAÑO PERINEAL DEL PARTO.” (2018).
Shek, K.L., Chantarasorn, V., Langer, S. et al. Int Urogynecol J (2011) 22: 1521. https://doi.org/10.1007/s00192-011-1517-x
KOVACS, G.T., HEATH, P. and HEATHER, C. (2004), First Australian trial of the birth‐training device Epi‐No: A highly significantly increased chance of an intact perineum. Australian and New Zealand Journal of Obstetrics and Gynaecology, 44: 347-348.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *