Comparte:


Actualmente la mayoría de fisioterapeutas que trabajamos en España somos autónomos. 

Con la nueva ley de autónomos aprobada por el gobierno se auguran tiempos mejores, sin embargo, parece que el comienzo del año 2018 no lo refleja así para el fisioterapeuta autónomo.

Mientras que 2017 acababa con 1.558 fisioterapeutas en paro, el 2018 ha iniciado su andadura con 1.749, de los cuales 1.246 son mujeres.

Muchas de las medidas aprobadas en la ley 6/2017, del 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo han entrado en vigor este año 2018. Veamos en que nos afecta a los fisioterapeutas autónomos esta nueva ley.

Cuota de autónomos en fisioterapia

 

Para el fisioterapeuta autónomo que se de de alta a partir de 2018, tendrá durante 24 meses una tarifa plana de 50 euros el primer año, 137,97 euros los siguientes 6 meses y 192,79 euros los últimos 6 meses.

Si encima eres hombre menor de 30 años o mujer menor de 35 la nueva ley de autónomos contempla una tarifa joven de la tarifa plana, es decir, una bonificación adicional al finalizar la tarifa plana que consiste en una reducción del 30% durante un año (12 meses más pagando 197,79 euros).

Si ya fuiste autónomo, no disfrutaste de ninguna tarifa plana y te diste de baja sólo tendrás que esperar 2 años para disfrutar de ella dándote de alta de nuevo. En cambio si ya obtuviste la bonificación, serán 3 años los que tendrás que esperar.
Existe la excepción para madres fisioterapeutas autónomas, que no tendrán que esperar dos años desde que fueron autónomas por última vez.

Todo esto quizás sepa a poco ya que todos nos preguntamos qué pasa con el fisioterapeuta autónomo veterano, o el que se ha dado de alta a finales de 2017 y se esté tirando de los pelos ahora mismo…

Nuevas deducciones para fisioterapeutas autónomos

 

Normalmente los Suministros de electricidad, agua, gas, telefonía e Internet de cualquier fisioterapia autónomo que ejerce en un local son fácilmente deducibles de cara hacienda.
A partir de ahora el fisioterapeuta autónomo que trabaje en su casa también podrá deducirse un 30% en el IRPF de los suministros de electricidad, gas, agua, telefonía e internet de la parte de la vivienda afecta a la actividad.

También te podrás deducir 27,27 euros diarios (48 euros en el extranjero) en concepto de dietas y manutención cumpliendo los siguientes requisitos:

  • Que se deban al desarrollo de la actividad económica,
  • Que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería,
  • Que se paguen por medios electrónicos y que se disponga de factura.

Sistema de cotización

 

En principio se vuelve más “justo”. Pagas por los días reales de alta en lugar de meses completos como hasta ahora, sólo cotizarán desde el día efectivo en que se den de alta y hasta el día en que se den de baja en las tres primeras ocasiones a lo largo del año que cursen alta en el RETA.

Se amplia de dos a cuatro los posibles cambios anuales de base de cotización.

Un fisioterapeuta autónomo podrá darse hasta tres veces de alta y de baja en el mismo año y realizar el pago proporcional a la cuota desde la fecha de alta y sin contar la mesualidad completa. A partir de la cuarta alta la Seguridad Social contabilizará el mes completo.
Esto último no resulta interesante para todo aquel fisioterapeuta que esté disfrutando de la tarifa plana durante los primeros 24 meses ya que perdería dicha bonificación.

Recargo por retrasos

 

Se reducen a un recargo del 10% en lugar del 20% anterior, si se paga la deuda dentro del primer mes natural siguiente.

Mano y calculadora

Conciliación familiar

 

Además de la tarifa plana para madres autónomas que reemprendan su actividad tras haber cesado en su actividad debido a la maternidad, medida ya mencionada en el apartado 1 de este artículo, la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo recoge otras dos importantes medidas para favorecer la conciliación de las autónomas:

En caso de baja por maternidad, paternidad, adopción o riesgos durante el embarazo tendrás una bonificación total de la cuota de autónomos

Se podrá solicitar en caso de tener a cargo menores de doce años o familiares en situación de dependencia la bonificación del 100% de la cuota de autónomos durante un año. En este caso la bonificación si que está supeditada a la contratación de un trabajador.

Facilidades para la contratación

 

Bonificaciones a la contratación de familiares: Los autónomos que contraten indefinidamente a familiares (cónyuge, padres, hijos, hermanos, abuelos, suegros, nietos, yernos y nueras) podrán beneficiarse de una bonificación del 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes durante 12 meses. La principal novedad es que se puede contratar a los familiares como trabajadores asalariados en el Régimen General aún cuando convivan en el hogar familiar del autónomo que contrata. No se verán limitados por el número de contrataciones y el perfil del empleado como actualmente, ya que las ayudas solo se conceden en el caso de contratos a jóvenes menores de 30 o un familiar menor de 45 años. Entre los requisitos se pide que no haya habido ningún despido improcedente en los 12 meses anteriores y mantener el contrato seis meses tras el periodo bonificado. Al regirse por los presupuestos del estado, entrará en vigor en 2018.

Contratación de hijos con discapacidad: para este colectivo se amplía a hijos mayores de 30 años la posibilidad de contratar por cuenta ajena sin derecho a desempleo a hijos que convivan con el autónomo en el domicilio familiar.

Cobro de la pensión completa del jubilado autónomo

 

Si eres fisioterapeuta trabajador por cuenta propia en edad de jubilación y tienes personal contratado en tu negocio podrás compaginar tu actividad y recibir el 100% de la pensión. Hasta el momento, los autónomos en esta situación solo reciben el 50% de la prestación.

Prevención de Riesgos laborales y salud laboral del autónomo

 

Hasta ahora La Seguridad Social no contemplaba el accidente de trabajo in itinere, es decir el ocurrido en la ida o vuelta al trabajo, entre los inscritos en el RETA pero la nueva Ley elimina esta exclusión.

 

Extra

 

En 2018 la actual Ley de Protección de Datos dejará de estar en vigor y tendremos que acatar el nuevo Reglamento General de Protección de Datos. La Unión Europea nos dio 2 años para adaptarnos a la misma.

A partir de ahora será obligatorio para TODOS los autónomos y las empresas, el cumplimiento del nuevo Reglamento General de Protección de Datos. A partir de su aplicación los ciudadanos tendrán más control sobre sus datos. Además existen otros puntos que las empresas tienen que adaptar al nuevo reglamento. Entre ellos:

  • El consentimiento: Ya no será legal un consentimiento tácito, sino que tenemos que crear nuevas cláusulas o rehacer y adaptar las que ya tienen.

  • Delegado de Protección de Datos: Es una figura fundamental para el nuevo reglamento ya que es el responsable de identificar y solucionar los posibles riesgos dentro de la empresa y de avisar de los fallos de seguridad, si los hubiera, a la Agencia Española de Protección de Datos.

fuente: https://infoautonomos.eleconomista.es

Artículos relacionados

Comparte: