pérdidas de orina y embarazo

Pérdidas de orina en el Embarazo

Durante el embarazo, pueden producirse problemas de incontinencia urinaria. Pero, ¿por qué ocurre esto y qué puedes hacer para solucionar esas pérdidas de orina?

Fugas de orina durante el embarazo

¿Estás embarazada y has sufrido fugas de orina durante algún tiempo? Probablemente te estés preguntando, «¿Por qué yo?» No te preocupes: este problema, aunque muy desagradable, es común entre las mujeres embarazadas.

Al final del embarazo, a veces resulta difícil reírse, toser o estornudar, sin sentir una ligera pérdida de orina. ¿La razón? El peso de la cabeza del bebé presiona con fuerza sobre el perineo, una zona formada por músculos, ligamentos y membranas que sostienen la vejiga, la vagina y el recto.

Durante el embarazo, el útero se agranda y presiona la vejiga, especialmente a medida que el embarazo avanza. La vejiga se llena y la presión del útero impide que se dilate. ¡Uy, está goteando!

Pérdidas de orina en el embarazo

Factores de riesgo para la incontinencia urinaria durante el embarazo

Ciertos factores de riesgo hacen que la incontinencia urinaria durante el embarazo sea más frecuente en algunas mujeres, entre ellos:

  • La edad (la incontinencia urinaria aumenta significativamente con la edad)
  • El sobrepeso, el aumento excesivo de peso durante el embarazo, el haber estado embarazada anteriormente (hay una prevalencia significativamente mayor en las mujeres que ya han dado a luz en comparación con las que nunca han tenido un hijo)
  • El tabaquismo.
  • Los antecedentes de cirugía pélvica o abdominal
  • Los deportes intensivos previos al embarazo o el estreñimiento durante el embarazo también aumentan el riesgo de incontinencia.
prevenir incontinencia

¿Qué hacer antes y después del embarazo para prevenir las pérdidas de orina?

Antes y durante el embarazo…

Lo mejor es hacer una rehabilitación perineal preventiva para aprender a controlar el periné adecuadamente. Es decir, ¡entrena tus músculos!. Durante las clases de preparación al parto, puedes practicar la contracción y la relajación de estos músculos para evitar lesiones en el momento de dar a luz.

La incontinencia de esfuerzo es muy común durante el embarazo. Trata de comer lo más sano posible para evitar el sobrepeso, el cual aumenta el riesgo de pequeñas fugas. Por supuesto, debes dejar de fumar antes del embarazo, ya que fumar es extremadamente perjudicial para el bebé y también es un factor de riesgo importante.

Después de dar a luz…

La reeducación perineal siempre debe preceder a la reeducación abdominal. Por eso, en las primeras semanas después del parto, no debes hacer ningún deporte que cause presión abdominal o que conlleve cargas pesadas. Caminar en vez de correr, andar en bicicleta en vez de hacer gimnasia, etc.

A la espera de recuperar el tono muscular para poner fin a las fugas de orina, las bragas anti-pérdida de orina permitirán a todas aquellas que sufren de problemas urinarios en los meses siguientes al parto, seguir viviendo normalmente y reanudar el deporte de forma progresiva, a la espera de que todo vuelva a la normalidad.

Tratamientos para la incontinencia urinaria durante el embarazo

Los tratamientos farmacológicos nunca se utilizan como primera opción en pérdidas de orina durante el embarazo. Para aliviar la incomodidad, es mejor utilizar una protección adecuada.

Tampoco se recomiendan las mismas compresas protectoras utilizadas durante la menstruación: su capacidad de absorción no es adecuada para las pequeñas pérdidas de orina. En su lugar, utiliza una protección específica.

La importancia de la rehabilitación perineal

La rehabilitación perineal es esencial. ¡No lo dejes más! De hecho, cuanto más fuerte es tu musculatura perineal, mejor se mantienen los órganos y menos frecuentes son las pérdidas de orina.

Realizado durante el embarazo, también puede prevenir los problemas de incontinencia urinaria. En este caso, normalmente se hace manualmente.

Después del parto, la rehabilitación también es necesaria para recuperar el buen tono y evitar que continúe la sensación de pérdidas de orina. Esto puede hacerse manualmente, mediante estimulación eléctrica (usando una sonda vaginal que provoca contracciones pasivas del periné), o con biofeedback, con una sonda que te permite controlar las contracciones. Con una buena rehabilitación, los problemas de incontinencia urinaria son cosa del pasado.

Preguntas Frecuentes

¿Es normal tener perdidas de orina en el embarazo?

Aunque es algo común entre las mujeres, no podemos considerarlo como algo normal. Da igual el mes de embarazo en el que te encuentres, siempre se puede trabajar tu musculatura de la mano de una profesional para poner remedio a esas fugas de orina.

¿Pérdidas de orina después del embarazo?

Las pérdidas de orina son quizás más frecuente aún después del embarazo. Por este motivo, es muy importante realizar algunas sesiones de fisioterapia postparto. En Francia por ejemplo, todas las mamás que acaban de dar a luz, tienen incluida su rehabilitación perineal a través de la seguridad social.

Perdidas de orina al toser en el embarazo

¿Por qué ocurre esto? Si a una musculatura perineal débil o poco trabajada, le sumas el peso de un embarazo más acciones como toser (hiperpresión abdominal) tienes como resultado pérdidas de orina. ¿Solución? entrena tu musculatura.

Pérdida de orina al principio del embarazo

Da igual si te encuentras al comienzo del embarazo, en el primer mes o el segundo trimestre, los escapes de orina son algo común, pero no por ello debemos dejarlo pasar por alto. Busca una fisioterapeuta especializada en reeducación del suelo pélvico cuanto antes.

¿Cómo saber si es perdida de orina o liquido amniotico?

A diferencia de las pérdidas de orina y el flujo vaginal, el líquido amniótico es claro e inoloro, más fluido y líquido. Si tienes dudas, consulta a un profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *