Comparte:

Lesión del tendón

El tendón normal es una red bien organizada de fibrillas de colágeno. La matriz extracelular es densa, con una red fibrilar de fibras de colágeno predominantemente alineadas en paralelo, constituidas principalmente por colágeno tipo I al 95%. La síntesis de la ECM del tendón está bajo control de dos factores principales de crecimiento: TGFb y FFGF. El suministro de sangre es necesario para la nutrición y al curación del tendón y viene de dos lugares. La primera fuente de suministro es la extremidad del tendón; la segunda fuente es la zona periférica del tendón, llamada peritendon y vaina sinovial. Los tendones generalmente tienen un suministro de sangre más limitado que los músculos. Esto los hace estructuras de curación algo más lentas en comparación con el músculo. El suministro de sangre a los tendones lesionados puede ser estimulado por actividades que causan tensión en el tejido del tendón, es decir, cuando se contrae un músculo, o cuando se estira por ejemplo. Existen cambios estructurales en los tendones debidos al envejecimiento y a tendinopatías crónicas. El flujo sanguíneo del tendón disminuye con la edad. Cuando hay una lesión crónica, encontramos una degeneración de las fibras de colágeno y acumulación de otras sustancias.

Factores que conducen a la ruptura o lesión del tendón

Los tendones tienen la mayor resistencia a la tracción de todos los tejidos conectivos debido a una alta proporción de colágeno en las fibras y su disposición paralela estrechamente empaquetada en la dirección de la fuerza. A pesar de eso, existen varios factores que debilitan el tendón y pueden provocar lesiones:

  • Movimientos menores repetidos
  • Daño microscópico en las fibras
  • Reducción del riego vascular
  • Hipoxia tisular
  • Fuerzas mecánicas alteradas

Características del tendón

 

  • Adaptación morfológica y funcional al estrés.
  • Capacidad de regeneración/cicatrización.
  • Organización estructural en 3 zonas: entésis (punto de anclaje óseo), cuerpo tendinoso, unión miotendinosa (órgano de transmisión).
  • Vascularización muy débil.
  • Resistencia parcial al estiramiento.
  • Elasticidad. Se puede estirar de un 4% a un 8% dependiendo de la región anatómica y de la solicitación. >8% empiezan a producirse microroturas.
  • Fuerza. Transmisión prácticamente íntegra de la fuerza de contracción muscular.
  • Tejido activo metabólicamente. Gran cantidad de matriz extracelular pero pocas células y vasos sanguíneos.

Historia natural de la reparación del tendón

Fase inflamatoria:

Del 1º al 7º día. Fagocitosis.

En la fase inflamatoria las células migran desde el tejido peritendinoso extrínseco, como la vaina tendinosa, el periostio, el tejido subcutáneo y los fascículos, así como desde la epitenón y el endotenón. En estos días encontramos tejido de granulación, restos de tejido y hematoma. Los fibroblastos desempeñan un papel fagocítico. La fibrina proporciona estabilidad biomecánica.

Fase de reparación:

Del 5º día hasta la 5º semana. Proliferación vascular y celular.

Los fibroblastos migrados comienzan a sintetizar colágeno alrededor del día 5. Inicialmente, estas fibras de colágeno están orientadas al azar. Los tenocitos se convierten en el tipo de célula principal y, durante las próximas cinco semanas, el colágeno se sintetiza continuamente. El tejido recién formado comienza a madurar, y las fibras de colágeno están cada vez más orientadas a lo largo de la dirección de la fuerza a través del tendón. Esta fase de reparación continúa durante dos meses después de la lesión inicial. El colágeno tipo 1 (mecánicamente más fuerte) se produce en mayor cantidad al colágeno tipo 3, lo que altera ligeramente la proporción inicial de estas fibras para aumentar la resistencia de la reparación.

Fase de remodelación:

A partir de la 6ª semana. La estabilidad final se adquiere durante la remodelación. Se orientan aún más las fibras en la dirección de la fuerza. Además, la unión cruzada entre las fibrillas de colágeno aumenta la resistencia del tendón a la tensión.

A pesar de la remodelación intensiva en los meses siguientes, nunca se logra una regeneración completa del tendón. El tejido nuevo que reemplaza el lesionado suele permanecer hipercelular.

Factores que mejoran la reparación del tejido

 

  • Tracción- movilización del tendón: mejor orientación de las fibras tendinosas, aumento de la cicatrización, activación de los factores de crecimiento.
  • Vascularización
  • Movilización precoz: mejora la calidad y la composición bioquímica del tendón, proliferación de capilares.
  • Actividad física.

 

Colágeno para los tendones

No es cierto que tomar colágeno en suplementos o en comidas acelere tu recuperación o te ayude en algo. Puedes ver el siguiente video para saber el por qué.

 

 

Fuente:
Maffulli NMoller HDEvans CH
Tendon healing: can it be optimised?

 

Artículos relacionados

Comparte: