Saltar al contenido
JL FISIOS

Cuánto tarda en recuperar un músculo

Rotura Muscular

Una rotura muscular o rotura de fibras común, de 1 cm o menos puede llegar a recuperarse en menos de un mes, siguiendo las consignas adecuadas.

Ahora veamos más a fondo cómo funciona el tejido muscular y los diferentes grados de lesión.

La curación de la piel es lenta, la de los tendones y ligamentos es más lenta aún, pero la recuperación del músculo puede ser razonablemente rápida.
Cada célula muscular vive para toda la vida, las nuevas células sólo son producidas tras un trauma agudo.
Las fibras musculares son capaces de sanarse mediante la regeneración después de una rotura muscular. Pueden recuperarse como lo hace un rabo de lagartija, aunque también se formará tejido cicatricial.
No tardan mucho en regenerarse tras la lesión, porque tienen buen suplemento sanguíneo.
El tejido muscular es el tejido que mejor responde a la carga. Hay que tomárselo con calma los 2-3 primeros días, pero luego hay que ir cargando y moviéndose.

Cuando el tejido muscular descansa, su biología desciende en horas, se hace más vago y pierde flexibilidad, pierde volumen y capacidad oxidativa de las miofibras y miofibrillas, aumenta el tejido conectivo y disminuye la densidad capilar. Los cambios adaptativos a la carga dependen del patrón de carga. El entrenamiento de resistencia, de fuerza o estiramiento provocan diferentes reacciones musculares.

Con la resistencia se puede doblar la capacidad oxidativa muscular, con la fuerza se producen más miofibrillas y las células musculares se agrandan, con el estiramiento se acelera la producción de sarcómeros, por lo que el estiramiento mejora la fuerza. Se necesitan dos semanas para lograr cambios significativos en la eficacia muscular, pero un mínimo de 2 meses para hacer cambios reales en el músculo. La mejora antes de esos 2 meses es gracias al tejido neural y no por el impacto del ejercicio en las fibras musculares propiamente dichas.

Rotura muscular

Fases de recuperación tras una rotura muscular

  • La inflamación. Fase degenerativa y de vascularización.
    Etapa autogénica (3 horas). Encontramos en la zona de la lesión sustancias de deshecho: células muertas, sangre.
    Etapa fagocítica (72 horas). Se realizan labores de limpieza de todos estos residuos. Este es un proceso muy importante antes de  iniciar la reconstrucción del tejido.
    Aumento de macrófagos, PNN.
    Citoquinas proinflamatorias y factores de crecimiento.
  • Reparación muscular (6 semanas).
    Activación de células satélite (TGFβ-TNFα), Mioblastos (3-5d), miotubos (7d)
    Formación de tejido cicatricial.
  • Remodelación.

Factores que influyen en la recuperación

Movilización precoz ✅: activación del proceso inflamatorio, regeneración muscular rápida, mejor orientación de las fibras, cincatrización conjuntiva, proliferación de capilares

Inmovilización 🚫: aumento del numero de fibras dañadas, retraso en la maduración del tejido cicatricial, orientación anárquica de las fibras, atrofia muscular, disminución de la resistencia a la tracción.

Clasificación
Contractura y/o DOMS. Grado 0. Alteración funcional, elevación de proteínas y enzimas. Aunque hay desestructuración leve del parénquima muscular se considera más un mecanismo de adaptación que una lesión verdadera. 1-3 días de recuperación
Microrrotura fibrilar. Grado I. Alteraciones de pocas fibras y poca lesión del tejido conectivo y/o elongación muscular. 3-15 días de recuperación.
Rotura fibrilar. Grado II. Afectaciones de más fibras y más lesiones del tejido conectivo, con la aparición de un hematoma. 3 a 8 semanas de recuperación
Rotura muscular. Grado III. Rotura de la fibra muscular importante o desinserción completa. La funcionalidad de las fibras indemnes es del todo insuficiente. 8 a 12 semanas de recuperación.

Tratamiento│ Rotura Muscular

  1. En la fase de Inflamación (2-3 días). Principios y objetivos:
    Poner el músculo en reposo relativo y promover la reabsorción del hematoma.
    Respeto absoluto de la fase inflamatoria inicial ++ 
    Aplicación de frío y elevación de la zona lesionada. Vendaje compresivo
    Trabajo activo asistido.
    Fisioterapia analgésica  Decontracturante.
    No tomar Antiinflamatorios, No aplicar calor, No realizar masajes
    Drenaje del hematoma si es posible.
    Pasados los dos primeros días: Contracciones musculares y estiramientos suaves sin dolor, ejercicio aeróbico suave (bici, natación..)
    Mejorar la vascularización con técnicas de calor como TECARterapia.
  2. En la etapa de reparación muscular.
    Ejercicios isométricos, concéntricos, excéntricos. Aumentar la demanda del músculo controlando el dolor.
  3. Fase de remodelación.
    Vuelta a la actividad deportiva de forma progresiva sin dolor. Trabajo de gestos deportivos. Comparación con el lado sano. Si no tenemos clara la vuelta a la actividad física al 100%, recomendamos ecografía para ver el estado del tejido.