Saltar al contenido
JL FISIOS

Cuánto tarda en recuperar un músculo

Rotura Muscular

¿Cuánto tiempo tarda en curar un desgarro muscular?

Una rotura muscular o rotura de fibras común, de 1 cm o menos puede llegar a recuperarse en menos de un mes, siguiendo las consignas adecuadas.

Ahora veamos más a fondo cómo funciona el tejido muscular y los diferentes grados de lesión.

La recuperación del músculo, al contrario que la piel, los tendones y los ligamentos, puede ser bastante rápida.
Las fibras del músculo se regeneran, como lo haría la extremidad de un anfibio, después de una rotura muscular.
Esta rapidez a la hora de recuperarse se debe al abudante riego sanguíneo que abastece la musculatura.
Tras una rotura fibrilar, es recomendable descansar las primeras 48 horas. A partir de ahí, debes ir progresando con las cargas para una pronta recuperación del tejido.

Louis Gifford

La biología de las fibras musculares depende mucho de la actividad del músculo. Carácterísticas como el volumen, la flexibilidad, la densidad capilar o la capacidad oxidativa se pierden relativamente fácil cuando estamos en reposo. Por otra parte, aumenta el tejido conectivo.

Desgarro muscular

Según el tipo de entrenamiento que realices, ya sea resistencia, fuerza o estiramiento, provocaras unos cambios adaptativos en el tejido u otros. De ahí la importancia de la elección del programa de ejercicios que realices para recuperarte de una rotura muscular.

Resistencia: Duplicarás la capacidad oxidativa del músculo, es decir, conseguirás un mayor rendimiento del consumo de oxígeno por parte del músculo.

Fuerza: generarás más fibrillas musculares o miofibrillas. Parte muy importante del proceso de recuperación.

Estiramiento: producirás sarcómeros mucho más rápido y esto te ayudará a aumentar la fuerza.

Para producir mejoras a nivel del tejido muscular necesitas un mínimo de 2 meses. Durante esos dos meses, verás cómo tu musculatura avanza y mejora gracias al tejido neural.

Rotura muscular

Fases de recuperación tras una rotura muscular

  • La inflamación. Fase degenerativa y de vascularización.
    Etapa autogénica (3 horas). Encontramos en la zona de la lesión sustancias de deshecho: células muertas, sangre.
    Etapa fagocítica (72 horas). Se realizan labores de limpieza de todos estos residuos. Este es un proceso muy importante antes de  iniciar la reconstrucción del tejido.
    Aumento de macrófagos, PNN.
    Citoquinas proinflamatorias y factores de crecimiento.
  • Reparación muscular (6 semanas).
    Activación de células satélite (TGFβ-TNFα), Mioblastos (3-5d), miotubos (7d)
    Formación de tejido cicatricial.
  • Remodelación.

Factores que influyen en la recuperación

Movilización precoz ✅: activación del proceso inflamatorio, regeneración muscular rápida, mejor orientación de las fibras, cincatrización conjuntiva, proliferación de capilares

Inmovilización 🚫: aumento del numero de fibras dañadas, retraso en la maduración del tejido cicatricial, orientación anárquica de las fibras, atrofia muscular, disminución de la resistencia a la tracción.

Clasificación
Contractura y/o DOMS. Grado 0. A pesar de que se observan cambios en el tejido, no se llega a considerar lesión muscular, ya que se trata más bien de una adaptación al esfuerzo. De 1 a 3 días de recuperación .
Microrrotura fibrilar. Grado 1. El tejido conectivo se ve afectado ligeramente. Ocurre tras una elongación muscular con la correspondiente alteración de las fibras musculares. De 3 a 15 días de recuperación.
Rotura fibrilar. Grado 2. Esta lesión del tejido conectivo se considera más grave. Aparece un hematoma alrededor de las fibras afectadas. De 3 a 8 semanas de recuperación
Rotura muscular. Grado 3. La lesión muscular más grave de todas. Puede tratarse de un rotura completa o casi completa. Las fibras musculares que quedan son incapaces de soportar el peso o el movimiento. De 8 a 12 semanas de recuperación.

Tratamiento│ Rotura Muscular

  1. En la fase de Inflamación (2-3 días). Principios y objetivos:
    Poner el músculo en reposo relativo y promover la reabsorción del hematoma.
    Respeto absoluto de la fase inflamatoria inicial ++ 
    Aplicación de frío y elevación de la zona lesionada. Vendaje compresivo
    Trabajo activo asistido.
    Fisioterapia analgésica decontracturante.
    No tomar Antiinflamatorios, no aplicar calor y no realizar masajes.
    Drenaje del hematoma si es posible.
    Pasados los dos primeros días: Contracciones musculares y estiramientos suaves sin dolor, ejercicio aeróbico suave (bici, natación..)
    Mejorar la vascularización con técnicas de calor como TECARterapia.
  2. En la etapa de reparación muscular.
    Ejercicios isométricos, concéntricos, excéntricos. Aumentar la demanda del músculo controlando el dolor.
  3. Fase de remodelación.
    Vuelta a la actividad deportiva de forma progresiva sin dolor. Trabajo de gestos deportivos. Comparación con el lado sano. Si no tenemos clara la vuelta a la actividad física al 100%, recomendamos ecografía para ver el estado del tejido.