Cuanto tarda en quitarse una contractura

Cuánto dura una contractura muscular

A veces es complicado saber cuánto tarda en curarse una contractura muscular porque lo que empezó como una pequeña molestia, lo hemos ido dejando y ha derivado en un dolor constante que está presente casi todo el día. Lo normal es que una contractura dure de 5 a 10 días y que desaparezca para siempre si se ha tratado correctamente.

La contractura es una contracción involuntaria y persistente (lo que permite diferenciarla de los calambres) de una serie de fibras musculares. El dolor aparece tras el ejercicio, 1 o 2 horas después, a veces al día siguiente, en reposo.

Cómo reconocer una contractura

El dolor está muy localizado: a la palpación se revela una zona dura y sensible durante el ejercicio que suele volverse cada vez más rígida.

Una contractura muscular se diferencia de los calambres en que su duración es mucho mayor y en que los dolores se producen durante el esfuerzo o justo después.

El dolor de la contractura es mínimo al principio y luego se vuelve cada vez más molesto, sobre todo si no se interrumpe la actividad física.

Si el músculo está hinchado puede estar asociado a una microlesión (estiramiento importante con desgarro). La contractura ocurre por dos motivos:

  • Cuando existe una rotura fibrilar, la contractura viene entonces a proteger la zona lesionada, animando al corredor a dejar de correr.
  • También es un mecanismo de defensa como por ejemplo en casos de tortícolis, esguince o lumbago, cuando el cerebro cree que ciertas articulaciones corren peligro
  • Existe un segundo origen posible: una fatiga muscular importante por sobreesfuerzo que conlleva trastornos en las concentraciones de ciertas moléculas a nivel celular como el calcio, el potasio, el magnesio.

5 consejos para acelerar la recuperación de una contractura

El tratamiento de una contractura debe comenzar imperativamente con el reposo activo de la zona afectada.

  • Aplicar calor (por ejemplo, una bolsa caliente) durante 20-30 minutos en la zona contracturada (si tiene prisa, puede masajear el músculo durante unos minutos, en la dirección de la elongación de las fibras, con un aceite de masaje que caliente)
  • Presiona la musculatura tensa con una pelota de tenis, un foam roller o con tus propias manos. El músculo puede liberarse de forma refleja, reduciendo así la tensión y aumentando el flujo de sangre a la zona
  • Estira el músculo y moviliza las articulaciones de forma suave y sin dolor
  • Si el dolor te lo permite, realiza ejercicio aeróbico suave, liberarás endorfinas y ayudarás a reducir la rigidez muscular.
  • También se pueden utilizar temporalmente medicamentos para relajar los músculos: son los llamados relajantes musculares

Si han pasado varios días y sigues con dolor muscular acude al menos una vez al fisioterapeuta de confianza

Ejemplos de las contracturas musculares más comunes

Los ejemplos más claros de contracturas los vemos en los deportistas. Estos suelen sufrir contracturas en los muslos, los gemelos, la espalda entre otros.

Contractura en los gemelos

La contractura muscular de los gemelos o la pantorrilla es especialmente frecuente en los corredores de larga distancia, sobre todo al inicio de la carrera. Es una señal de que el cuerpo está bajo tensión. El tratamiento depende de la naturaleza de la contractura. Incluye reposo, aplicación de hielo y fisioterapia (masajes, estiramientos).

Contractura en el cuádriceps

Contractura del cuádriceps

Una contractura en el cuádriceps puede llegar a ser muy dolorosa, provocando molestias incluso en la rodilla o en la cadera. Se suele ver con frecuencia en futbolistas. El tratamiento será siempre masaje + calor y reposo de la actividad deportiva durante 1-2 días.

Contractura bíceps femoral

Contractura en bíceps femoral

La contractura del bíceps femoral afecta a menuda a los velocistas. En muchas ocaciones la contractura se convierte en microrrotura cuando escuchamos un chasquido y nos llevamos la mano a la pierna. En ambos casos un tratamiento que funciona realmente bien es la Tecarterapia.





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *