Es bueno andar con el menisco roto

¿Es bueno andar con el menisco interno roto?

Mantener un estilo de vida activo caminando con una pequeña distancia diariamente después de haber sufrido un desgarro de menisco es una gran manera de mantener lubricado el cartílago de la rodilla y forma parte de la recuperación.

Andar con el menisco roto no hará que empeore tu lesión, al contrario. Empezar con pequeños paseos diariamente junto con tratamiento de fisioterapia puede ayudar a acelerar la recuperación y recuperar el tono muscular.

En las fases agudas de la lesión (24h-48h), es probable que exista mucha inflamación. Es en este periodo de tiempo cuando se recomienda reposo y el uso de muletas.

Pero una vez pasada la fase aguda, el movimiento continuo de la rodilla ayuda a prevenir el proceso degenerativo del cartílago y además la presión intersticial al caminar o al hacer ejercicio estimula al cartílago a reabsorber el líquido sinovial que se filtra cuando no nos movemos.

¿Es bueno andar justo después de una cirugía de menisco?

Si sólo tienes un leve dolor en la rodilla después de una cirugía de menisco roto, caminar y otros ejercicios de bajo impacto te ayudarán a acelerar la recuperación, hacer ejercicio puede lubricar las articulaciones y movilizar el fluido articular. Durante la recuperación, es posible que sientas dolor, rigidez y fatiga en las rodillas, pero mejorará con el tiempo si mantienes un estilo de vida activo.

anatomia menisco

5 consejos para andar sin preocupaciones con una lesión de menisco

  1. Elije una buena rodillera para los primeros días o los días que más moleste la rodilla. Te proporcionará una estabilidad adicional reduciendo cualquier tipo de cojera o dolor. Además te limita los movimientos de torsión e hiperextensión de la rodilla.
  2. Calienta antes de hacer ejercicio. Igual que los cilindros del motor del coche deben lubricarse con aceite de motor antes de empezar a conducirlo, las rodillas necesitan calentar y lubricarse. Bastará con levantarse y sentarse de la silla 10-15 veces.
  3. Elije una superficie suave y ligeramente acolchada para caminar los primeros días. Una pista de tierra o un sendero de superficie natural, son más agradecidas para las rodillas, especialmente durante la recuperación.
  4. Aprovecha para andar durante las horas con menos dolor del día. Normalmente por las mañanas la rodilla está descansada y lista para andar.
  5. Use bolsas de frío después de hacer ejercicio o cuando note la rodilla algo inflamada. El hielo puede reducir el dolor y la hinchazón después de andar.

¿Qué es el menisco interno? Un poco de anatomía

El menisco es un trozo de cartílago entre el fémur y la tibia dentro de la articulación de la rodilla que actúa como amortiguador. Esa amortiguación y estabilidad que nos da, nos ayuda a caminar, correr y hacer ejercicios.

Rotura menisco interno

Por otro lado, el menisco interno puede romperse por movimientos como torcer la rodilla mientras la pierna está doblada y apoyada en el suelo. La acción traumática puede causar síntomas mecánicos como sensación de bloqueo, crujido y molestias internas en al rodilla al andar o flexionar la rodilla.

Cómo saber si tienes un menisco desgarrado

Si te has hecho daño en la rodilla pero no sabes si se trata de un desgarro de menisco presta atención:

En caso de rotura o desgarro del menisco interno:

  • La rodilla se hinchará y dolerá inicialmente
  • Puede que no seas capaz de enderezar y doblar la pierna
  • Tienes la sensación de que la rodilla se bloquea o se atasca.

Dónde duele cuando te rompes el menisco interno

Para algunos pacientes, un desgarro meniscal no supone un problema que cause dolor e hinchazón grave. Otros presentan un dolor de rodilla en la parte interna que es tan fuerte que no les deja caminar, correr o ponerse en cuclillas .

Dolor menisco interno roto

Estos pacientes, a menudo requieren un tratamiento quirúrgico. La cirugía no arregla el desgarro en sí. Continuar caminando podría potencialmente empeorar el desgarro del menisco en algunas situaciones. Dejar de caminar disminuirá la fuerza de los músculos de la pierna, lo que puede aumentar la dificultad de la recuperación.

¿Puede un desgarro de menisco curarse por sí solo o con reposo?

Como se puede ver en la siguiente ilustración: las zonas se clasifican por la cantidad de suministro de sangre del menisco. La zona rosa del menisco recibe suficiente cantidad de suministro de sangre, por lo que un menisco desgarrado en esta zona puede curarse sin cirugía, mientras que la lesión que se produce en la zona rosa clara o blanca suele requerir cirugía para su reparación.

Aporte de sangre menisco interno

Qué puedes hacer y qué no cuando tienes el menisco roto

Mucha gente se pregunta si se puede trabajar con el menisco interno roto. Normalmente corresponde una baja laboral de 1 a 2 meses. Ten en cuenta que hay casos en los que una meniscopatía puede constituir una incapacidad permanente.

Los desgarros de menisco son comunes en los deportes de contacto como el fútbol, el baloncesto o el rugby. Cualquier actividad que pueda causar dolor o síntomas mecánicos en la rodilla, como bloqueo, crujidos con dolor o inestabilidad debe detenerse inmediatamente.

Ejercicios prohibidos

Aparte de los deportes de contacto, los siguientes ejercicios tienen más probabilidades de causar una nueva lesión, lo que también debe evitarse en el caso de los pacientes con desgarro de menisco:

  • Sentadillas profundas
  • Saltos
  • Giros repetidos
  • Escalada
  • Lunge

Ejercicios de rehabilitación para el menisco interno

Si te has operado del menisco interno y estás en fase de rehabilitación deberás limitar el movimiento hasta 2 semanas después de la cirugía. A veces pasarán semanas o meses antes de que puedas volver a tus actividades diarias que hacías antes. Después de una meniscectomía o cirugía de meniscos sin complicaciones, vas a pasar por 3 fases:

  1. Dos semanas después de la cirugía de meniscos con la ayuda de una rodillera – puedes hacer ejercicios sencillos de soporte de peso como estar de pie o caminar o justo después de la cirugía con una rodillera o muletas.
  2. De cuatro a seis semanas después de la cirugía, puedes comenzar a caminar sin muletas y comenzar a hacer algunos ejercicios de bajo impacto como bicicleta, dependiendo del resultado de la cirugía. Tus rodillas comenzarán a recuperar el rango completo de movimiento durante este período.
  3. De tres a seis meses puedes empezar a hacer los ejercicios que te gustan y volver a practicar deportes.
Andar con menisco roto

3 claves para una recuperación del menisco interno

Para acabar, te damos 3 claves que te ayudarán en la recuperación de los meniscos desgarrados o las lesiones de rodilla.

  • Mantener una buena circulación sanguínea alrededor de las articulaciones es vital para la recuperación del menisco desgarrado
  • Hay muchas maneras de mejorar la circulación en las articulaciones de las rodillas, independientemente de tu nivel de actividad, incluso si todavía estás acostado en la cama durante la primera etapa de la recuperación.
  • Cualquier distancia andada es la mejor recomendación para mejorar la circulación sanguínea, especialmente en las articulaciones. Puedes comenzar con pequeñas caminatas en casa. Unos pocos minutos cada día ayudarán a impulsar el progreso de tu recuperación.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *