Saltar al contenido
JL FISIOS

Genu flexum o Flexo de rodilla

Causas del flexo de rodilla

¿Qué es el Genu Flexum?

Definición: El flexo de rodilla o genu flexum, es una limitación de la extensión de la rodilla transitoria o permanente.

La rodilla ya no puede extenderse por completo, quedando en una posición de flexión más o menos importante. Mantener una postura tumbada es incómodo y a menudo imposible porque la parte posterior de las piernas y los muslos no descansa completamente sobre la cama y la presión se concentra en los talones y el sacro.

La flexoextensión es el movimiento principal de la rodilla. Su amplitud se mide a partir de la posición de referencia: eje de la pierna situado en prolongación del eje del muslo. De perfil, el eje del fémur se continúa sin ninguna angulación, con el eje del esqueleto de la pierna.

A la derecha: acortamiento por flexo de rodilla

Causas del flexo

Muchas personas que se han sometido a cirugía incluso después de muchos años no consiguen extender completamente la rodilla. Suele ser la complicación post quirúrgica más común tras una operación de prótesis de rodilla o una intervención del ligamento cruzado anterior en las primeras semanas.

Otros factores que pueden causar el flexo son:

  • Un traumatismo en la rodilla (fractura, esguince, desgarro)
  • Una mala posición de la cadera con una flexión exagerada.
  • Inmovilización prolongada de la pierna en flexión
  • Casos de dismetrías en miembros inferiores. La extremidad más larga adopta una posición de flexión de rodilla para reequilibrar la pelvis.
  • Rigidez articular o espasticidad debido a una enfermedad (artritis, ictus)

¿Un problema de isquiotibiales?

Los isquiotibiales son una de las principales razones por las que no puede estirar la rodilla correctamente. ¿Por qué?

En la rodilla, la musculatura isquiotibial tiene dominancia respecto al resto, produciendo una tendencia al flexo de rodilla.

Longitudes musculares asociadas con la postura de la rodilla en flexum:

Musculatura acortada:

  • Semitendinoso
  • Semimembranoso
  • Biceps femoral
  • Poplíteo

Musculatura alargada:

  • Cuádriceps
  • Sóleo

Los desequilibrios entre isquiotibiales, cuádriceps y otros músculos, a menudo contribuyen significativamente a una lesión.

Consecuencias del genu flexum

La incapacidad para extender completamente la rodilla provoca movimientos anormales de las articulaciones. A la hora de andar, por ejemplo, el flexo de rodilla bloquea la progresión durante la fase de apoyo y aumenta la demanda de los músculos estabilizadores de la rodilla

Cuando la rodilla se extiende, los ligamentos colaterales están relativamente tensos, lo que ayuda a estabilizar la articulación. Liberan esa tensión cuando la rodilla se flexiona y permiten cierta rotación axial.

La carga de peso repetida sin la estabilidad propia, podría aumentar la probabilidad de sufrir una lesión en ciertos giros con la rodilla (bajarse de un coche o girar bruscamente mientras caminas).

La posición de genu flexum requiere un esfuerzo muscular constante para, lo que provoca una fatiga importante de la musculatura. La contracción constante de los cuádriceps tiene otra desventaja. Este músculo ejerce un tirón sobre la tibia en la inserción de la tuberosidad tibial, y esto podría conducir al desarrollo de una patología tendinosa no deseada.

goniometria en un flexo de rodilla
Medición del flexo de rodilla. El rango de movimiento normal de extensión es de 0 grados y -5 grados en mujeres

Hay un aumento de la presión en la cara anterior del tobillo debido al aumento de la dorsiflexión.
La flexión unilateral prolongada de la rodilla se asocia a un desequilibrio postural en el que se ven implicados el pie, la cadera, la columna y otras articulaciones con tal de compensar los desajustes provocados por el flexo unilateral.

Por ejemplo, un paciente con flexión de la rodilla derecha es más probable que tenga pronación del pie izquierdo, rotación interna del muslo izquierdo, una cadera caída en el lado derecho pero una cadera elevada en el lado izquierdo y un hombro izquierdo caído.

Tratamiento flexo de rodilla

Tratamiento flexo de rodilla

¿Cómo corregir el flexo de rodilla?

Es muy importante acudir a rehabilitación y seguir las pautas que le marque su fisioterapeuta o su traumatólogo.

Identificar fallos en activación de cuádriceps y contracturas en isquiotibiales. La falta de activación del cuádriceps se identifica pidiéndole al paciente que contraiga el músculo. El profesional debe observar específicamente la contracción del vasto medial. Los pacientes con flexo de rodilla generalmente mantienen la capacidad de contraer el recto femoral (flexor de la cadera) pero no consiguen contraer el vasto medial (extensor de rodilla). A través de la palpación de los isquios podemos ver si existe excesiva tensión.

Nuestro objetivo principal será conseguir la extensión completa de rodilla. El pronóstico final dependerá de la causa inicial de ese flexo de rodilla, como hemos visto antes: espasticidad, cirugías, etc.

flexo de rodilla kinesiotaping
Kinesiotaping para activación del Vasto medio

A veces, a pesar de haber realizado la rehabilitación correctamente, quedan unos grados de flexo de rodilla, pero eso no impide llegar a conseguir una rodilla móvil y funcional.

Lo más importante es realizar ejercicios de estiramiento dinámicos y estáticos para hacer trabajar músculos, ligamentos, tendones y tejidos blandos y evitar adherencias. Esto le permitirá obtener una mejor movilidad y menos adherencias en la rodilla.

Ejercicios para flexo de rodilla

En primer lugar, encuentre un buen fisio para que pueda hacerle una valoración y explicarle adecuadamente los ejercicios de rehabilitación.

Aquí le mostraremos algunos ejercicios específicos y estiramientos para asegurar que su rodilla se vuelva completamente funcional nuevamente y recupera la fuerza muscular.

Durante el ejercicio, no debe sentir un dolor intenso.

Estiramiento de gemelos

Para hacer este estiramiento, necesitará una banda elástica o una toalla simple.

Instrucciones:

  1. Siéntese en el suelo con las piernas estiradas lo más rectas posible
  2. Coloque la toalla alrededor de su pie
  3. Tire de la toalla hacia usted para que pueda sentir, estirando las pantorrillas y la espalda.
  4. Mantenga la posición durante 20 segundos.
  5. Repita tres veces

Estiramiento de poplíteo

Para este ejercicio necesitarás una silla.

Instrucciones:

  1. Pon la silla frente a ti
  2. Coloque una pierna en la silla, con el pie orientado hacia fuera.
  3. Asegúrese de mantener la pierna extendida sobre la silla y tire de los dedos hacia usted.
  4. Tome la parte externa del pie con la mano del mismo lado mientras estira.
  5. Coloque la otra mano sobre la rodilla empujando suavemente hacia abajo.
  6. Mantenga la posición durante 20 segundos.
  7. Repita 4 veces

Estiramiento de gemelos de pie

Instrucciones:

  1. Avance una pierna hacia adelante flexionada y la otra pierna extendida hacia atrás.
  2. Para que el estiramiento sea más efectivo, puede ayudar con una pared empujando con las manos.
  3. Debe sentir el estiramiento en la pantorrilla
  4. Intente tener la rodilla lo más recta posible a menudo en reposo.
  5. Mantenga la posición por 20 segundos
  6. Repita 4 veces

Aunque un poco incómodo al principio, con el tiempo, el estiramiento debería reducir el dolor.

Más ejercicios:

Tenotomía de isquitibiales

En casos realmente graves, tu traumatólogo puede aconsejarte pasar por el quirófano para corregir el flexo de rodilla. Estos casos, se suelen dar en niños con grandes desequilibrios musculares.

Por ejemplo, está indicada en el niño que camina con las rodillas en flexion, en el que se constata una retracción de los isquiotibiales con mas de 70 º de flexo de rodilla.

Lo que se pretende con esta técnica es corregir el flexo de rodillas sin debilitar los isquiotibiales. La técnica consiste en el corte o sección parcial a nivel de semitendinoso y semimembranoso con la finalidad de mejorar un desequilibrio muscular tratando de disminuir el ángulo popliteo hasta unos 30º como máximo.

Fuente:
Postural Correction. Hands-On Guides for Therapists. Jane C. Johnson
-@dr.caleb.burgess