Saltar al contenido
¿Una protusión discal puede desaparecer?

¿Una protusión discal puede desaparecer?

Mucha gente se pregunta si se puede reabsorber una protusión discal o ya es para toda la vida.

La regresión espontánea del tejido de la hernia discal puede ocurrir, y puede reabsorberse completamente después de un tratamiento conservador. Los pacientes con extrusión y secuestro discal tienen una posibilidad significativamente mayor de tener una regresión espontánea que aquellos con discos abultados o protuberantes. Es decir que cuanto más grande es la lesión discal, más probable es que retroceda y se cure. Chiu et al

Nos gusta hablar de cómo los músculos, los nervios, los tendones, los huesos e incluso los ligamentos, en algunos casos, pueden sanar con un tratamiento adecuado y con tiempo, pero nunca vemos al disco intervertebral como un tejido humano normal que también tiene la capacidad de fortalecerse con una sobrecarga progresiva, adaptarse o incluso curarse.

Protusión discal
En 1984, Guinto et al. comunicaron por primera vez un caso de regresión discal lumbar tras un tratamiento conservador. Al año siguiente, Teplick y Haskin informaron de 11 casos de regresión discal espontánea. Otros estudios realizados en los años siguientes han mostrado repetidamente tasas de regresión discal y curación entre el 40-100% de las veces en el transcurso de 3-40 meses

¿Que es una protusión discal?

El significado de protusión es el de una lesión que podríamos definirlo también como un abombamiento o protuberancia del paquete fibroso que envuelve al disco intervertebral.

La causa más común de una protuberancia discal es el desgaste relacionado con la edad. Esto se conoce como degeneración discal. A medida que el cuerpo envejece, la cantidad de agua de los discos vertebrales disminuye, lo que los hace menos flexibles y más propensos a romperse.

Ciertos movimientos, como girar, doblar o levantar objetos, también pueden provocar una hernia discal. Aunque es menos frecuente, una lesión como un accidente de coche o un golpe en la espalda puede provocar una hernia discal.

tipos de protusiones

Tipos de protusiones discales

Las hernias y protuberancias discales pueden producirse en las regiones cervical, torácica o lumbar de la columna vertebral.

  • Protusión discal asimétrica (protuberancia discal de base ancha): La protuberancia afecta a entre el 25 y el 50% de la circunferencia del disco.
  • Protusión discal circunferencial (Protusión discal difusa): El abultamiento se extiende más allá de toda la circunferencia del disco.

Las hernias de disco y las protuberancias también pueden clasificarse según la zona del disco en la que sobresalen (zona de hernia).

  • Central: Cuando el disco sobresale hacia la médula espinal.
  • Subarticular (receso lateral o paracentral): Cuando el disco se extruye entre la médula espinal y el foramen (espacio por el que salen los nervios del canal espinal).
  • Foraminal (Lateral): Extrusión del disco hacia el foramen.
  • Extraforaminal (Lejano Lateral): Extrusión del disco más allá del foramen.

Diferencia entre protusión y hernia

A diferencia de una hernia discal, en la que el núcleo atraviesa el anillo, un disco abultado sobresale hacia fuera, pero las capas externas del anillo permanecen intactas. Sin embargo, como el disco sobresale en el canal espinal, puede seguir comprimiendo una raíz nerviosa. La protusión o protuberancia discal también se denomina prolapso discal.

se puede reabsorber una protusión discal
Imágenes sagitales ponderadas en T2 que muestran una gran protuberancia discal central (1). Seguimiento por RMN 5 meses después que muestra la desaparición completa de la hernia discal lumbar (2)

Cuanto tarda en curarse una protusión discal

En cuanto al tiempo de curación del disco, oscila entre 4 y 36 meses en los distintos estudios realizados hasta la fecha.

Tanto si la protusión del disco intervertebral se cura completamente como si no, puedes obtener un alivio de los síntomas y recuperar el movimiento óptimo recibiendo el tratamiento adecuado de la mano de un fisioterapeuta.

Es cierto que las protusiones discales se operan, aunque con el paso de los años cada vez menos. Nuestra opinión es que podría ser recomendable en pacientes con una historia de dolor radicular prolongado en el tiempo y cuya protusión ponga en compromiso alguna raíz nerviosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.