Saltar al contenido
JL FISIOS

Rectificación cervical

Rectificación cervical

¿Qué es la rectificacion cervical?

La rectificación cervical consiste en la pérdida de la lordosis fisiológica (curvatura natural) de esta región de la columna.

La pérdida de la lordosis cervical, altera el reparto de presiones entre las articulaciones. En un patrón de curva armónico, la presión sobre la parte anterior y posterior de las vértebras es uniforme.

Excepto en los casos en que la rectificación es congénita o constitucional, es frecuente observar falta de congruencia entre las articulaciones facetarias. Esta alteración puede favorecer un desgaste precoz de las articulaciones.

Rectificación cervical con ligera cifosis

Causas de la rectificación cervical

Existe la creencia de que la inversión de la lordosis se debe generalmente a un espasmo o contractura muscular, pero no hay evidencia clara al respecto.

La rectificación cervical puede deberse a causas congénitas, es decir, se puede nacer con esa característica, o también causas postraumáticas como el latigazo cervical o degenerativas.

En el caso del latigazo cervical, la rectificación suele aparecer acto seguido al accidente o al poco tiempo, y se produce como medida protectora y antiálgica del propio cuerpo con contracturas y espasmos musculares asociados.

¿Por qué adoptamos este patrón de rectificación tras un accidente? Sabemos que cuando existe una lesión de la articulación cigapofisaria, la inversión lordótica disminuye el contacto facetario y permite cierta distensión de la cápsula articular. Al igual que cuando aparece una lesión fiscal, la rectificación ayuda a descomprimir el anillo fibroso y resta presión al núcleo.

Si el cambio en la curvatura permanece después de pasar la fase aguda, se sospecha de un daño estructural, generalmente del disco.

Por último, existen causas iatrogénicas como la operación quirúrgica de laminectomia o laminoplastia, donde se eliminan o se seccionan tejidos posteriores como el músculo semiespinoso, que tiene un acción importante de mantener la lordosis.

1: Cifosis cervical provoca aumento del estrés por carga en la parte posterior del cuerpo vertebral. 2: Rectificación cervical provoca aumento del estrés por carga en la zona anterior del cuerpo vertebral

Secuelas

En muchos casos, la rectificación del cuello se relaciona con desplazamiento anterior de la cabeza, lo que produce un desajuste en la presión y un aumento de la carga mecánica en la parte anterior de la columna cervical.

Con el tiempo, este desequilibrio acaba favoreciendo la formación de osteofitos, aumentan el estrés sobre la médula espinal y la probabilidad de sufrir estenosis de canal.

Además, la falta de lordosis en parte de las cervicales conlleva su desplazamiento a otros segmentos para «compensar» la horizontalidad de la mirada.

Una rectificación de la columna cervical tras un traumatismo, puede producir vértigo o mareos permanentes o esporádicos. Ese tipo de síntomas suelen ser más fuertes en la fase aguda de la lesión y suelen remitir pasadas varias semanas.

Diagnóstico de rectificación en el cuello

El diagnóstico de “rectificación cervical”, es algo muy común entre la población hoy en día. Muchas veces entre el personal sanitario y los propios pacientes, hacemos una incorrecta interpretación de este diagnóstico, que siempre sale a la luz a través de las radiografías o resonancias magnéticas.
Lo primero que hacemos es establecer una relación causal: «tiene usted una rectificación cervical a causa de…( accidente de tráfico, contractura, tirón en el cuello, etc) y por eso le duele el cuello.»

En ese momento se establece una etiqueta que genera dos ideas principalmente:

  1. Sensación de fragilidad de tu columna
  2. Miedo al movimiento

Frente a esta adversidad, el paciente y el fisioterapeuta deben plantearse varias cuestiones, una de ellas es: ¿en qué medida tal hallazgo juega un papel importante en los síntomas del paciente?

Primer mensaje sobre dolor de cuello y rectificación cervical:

«En la gran mayoría de casos, la rectificación cervical no tiene nada que ver con el dolor de tu cuello ni con el pronóstico asociado en latigazo cervical»

Es muy probable que esa esa rectificación cervical estuviera ahí desde hace mucho tiempo (rectificación congénita) y ha sido a raíz de las pruebas de imagen cuando han saltado las alertas injustificadas.

En otras ocasiones, como por ejemplo tras un accidente de tráfico en el que se produce un latigazo cervical, podemos encontrar una postura antiálgica (contra el dolor) muy parecida a la rectificación que aparece en las radiografías. Esta postura que adoptamos instintivamente a modo de protección suele durar lo que tarde en desaparecer el dolor de la fase aguda.

Tipos de curva cervical

Según el análisis de la postura cervical en el plano sagital, más la disposición de la línea de gravedad, podemos establecer varios tipos de curva disfuncionales o no disfuncionales. Porque como ya hemos visto anteriormente, no podemos atribuir directamente dolor o patología a cada una de las distintas curvas.

Muchos pacientes presentan una columna rectificada funcional y sin dolor. Para lo que sí nos sirve el análisis de las curvas, es para entender cómo se mueven esas vértebras y las posibles compensaciones del cuerpo en relación a los síntomas del paciente.

Rectificación cervical
La curva lordótica en cervicales supone una distribución de presiones equilibrada, lo que no descarta posibles disfunciones o cambios degenerativos. La curva cervical rectificada o cifótica, conlleva un aumento de las cargas en el disco intervertebral, que cuando se acompaña de una línea de gravedad anteriorizada, puede acabar produciendo una degeneración discal o no.

¿Cómo dormir con una rectificacion cervical?

En la fase aguda de tu dolor cervical, va a dar un poco igual la postura que elijas, porque todas te van a resultar incómodas. ¿Existe la posición ideal para dormir si tienes rectificación? Posiblemente sí, con una almohada de grosor fino-medio y que no se hunda en exceso.

Pero recordemos que cada uno tiene una morfología distinta, con su respectivo cuello, y unas características físicas particulares que marcarán sus preferencias a la hora de encontrar esa postura o esa almohada idónea. La rectificación cervical simplemente es un factor más que influirá a la hora de encontrar tu postura cómoda.

Una persona con rectificación cervical puede dormir plácidamente boca arriba y con una almohada fina o de grosor medio. Todo dependerá del hábito de cada persona.

Por regla general, si hubiera que advertir a un grupo específico, serían aquellas personas que duermen boca abajo, ya que inevitablemente mantienen cierta tensión en el cuello.

Mi consejo siempre es probar varias posiciones (de lado o boca arriba) con una almohada poco gruesa y a partir de ahí, buscad las variaciones que resulten cómodas a cada uno.

rectificación cervical almohada

¿Se puede corregir la rectificación cervical?

La respuesta es no, sólo en casos de rectificación cervical postraumática puede desaparecer con tratamiento rehabilitador una vez pasada la fase aguda. Afirmar que la rectificación cervical se puede corregir es algo engañoso, nuestro objetivo debe ser siempre dar una correcta movilidad a esas articulaciones. No olvides preguntar a tu fisio o tu médico si tienes dudas.

¿Cuántos días de baja laboral me corresponden por una rectificación cervical? El hecho de que te diagnostiquen una rectificación, no supone una evidencia de peso para que el médico te dé la baja. Sólo en caso de sufrir un accidente de tráfico, el médico puede considerar oportuno darte la baja laboral. La cantidad de días suele rondar entre 15-20 o incluso ninguno.

Ejercicios para la Rectificación cervical

Ejercicios rectificación
Doble mentón

Este ejercicio es para fortalecer los músculos profundos del cuello.
Asegúrate de estar sentado derecho, mete la barbilla hacia adentro sin permitir que la cabeza se incline hacia adelante o hacia atrás.
Mantén la posición durante 10 segundos y repite 10 veces.
Si te resulta difícil, intenta tumbarte con una almohada en la base del cráneo y reproducir el movimiento.

Extensión cervical
Extensión cervical

Este ejercicio sirve para aumentar la extensión de tu cuello.
Coloca una toalla alrededor de la base del cuello, sujétala suavemente en esa posición y lentamente mira hacia el techo lo máximo que puedas sin dolor. Acto seguido, flexiona el cuello todo lo que puedas sin dolor. Repite este movimiento lentamente 10 veces.

Ejercicio rectificación
Extensión torácica

Este ejercicio aumenta la flexibilidad de la parte media de la espalda, al mismo tiempo se estira el pecho y se extiende el cuello.
Túmbate boca arriba, enrolla una toalla y colócala a lo largo de la columna vertebral hasta la base del cuello, deja que los brazos descansen a cada lado y la cabeza bien apoyada. Mantén esta posición 30 segundos.

Fuente:

Johansson MP, Baann Liane MS, Bendix T, Kasch H, Kongsted A. Does cervical kyphosis relate to symptoms following whiplash injury?

Grob D, Frauenfelder H, Mannion AF. The association between cervical spine curvature and neck pain.

Kumagai G et al. Association between roentgenographic findings of the cervical spine and neck symptoms in a Japanese community population. 

La Columna Cervical. Rafael Torres Cueco